El papa condena el racismo y la violencia callejera en EEUU e insta a la reconciliación

El papa Francisco en el Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO, 3 jun (Reuters) - El papa Francisco hizo un llamamiento el miércoles a la reconciliación nacional en los Estados Unidos, diciendo que aunque el racismo es intolerable, la violencia callejera que ha estallado es "autodestructiva y contraproducente".

El pontífice rompió su silencio sobre las tensiones en los Estados Unidos, que ha vivido ocho noches de protestas por la muerte de un hombre afroamericano mientras estaba bajo custodia policial, dedicando toda la sección de lengua inglesa de su audiencia semanal a las protestas desatadas en el país.

Llamó "trágica" la muerte de George Floyd, dijo que rezaba por él y por todos los que habían muerto como resultado del "pecado del racismo", y dijo que estaba muy afectado por el malestar social que se ha producido a continuación.

"Amigos míos, no podemos tolerar ni hacer la vista gorda al racismo y a la exclusión en ninguna de sus formas y, sin embargo, afirmar que defendemos el carácter sagrado de toda vida humana", dijo Francisco.

"Al mismo tiempo, tenemos que reconocer que la violencia de las últimas noches es autodestructiva y contraproducente. Nada se gana con la violencia y mucho se pierde", dijo.

El papa pidió a los estadounidenses que imploraran a Dios por "la reconciliación nacional y la paz que anhelamos" y pidió a la Virgen que "interceda por todos aquellos que trabajan por la paz y la justicia en su tierra y en todo el mundo".


(Información de Philip Pullella; editado por Toby Chopra y Nick Macfie; traducido por Andrea Ariet en Gdansk)