Por qué 'panicamos' cuando se cae WhatsApp

·4 min de lectura
Un hombre estresado frente a su teléfono. (Photo: Aleksei Morozov via Getty Images/iStockphoto)
Un hombre estresado frente a su teléfono. (Photo: Aleksei Morozov via Getty Images/iStockphoto)

Pánico en los hogares de medio mundo. En la tarde del lunes, WhatsApp, Facebook e Instagram sufrieron una caída del servicio y dejaron de funcionar durante más de seis horas.

Por ahora, se cree que el apagón pudo deberse a “cambios profundos en la infraestructura” de Facebook que se produjeron por error y que terminaron “borrando de Internet” a todas las aplicaciones del paraguas de Mark Zuckerberg.

En la primer hora de apagón, WhatsApp tuvo más de medio millón de menciones en Twitter y aplicaciones como DownDetector reportaron más de 50.000 incidencias a través de sus usuarios. La mayoría de mensajes eran de apocalipsis y de no saber qué hacer durante esas seis horas de caída. Incluso hubo quien sugirió hablar por Bizum o Wallapop. Otros, como Susanna Griso, reconocieron haber pasado “un poco de ansiedad”.

“Lo de ayer fue una muestra de que estamos sometidos y somos muy dependientes de WhatsApp. Cuando hay una dependencia tan clara es cuando no es saludable utilizar una aplicación”, analiza Sergio García, miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y experto en psicología clínica e intervención social.

García señala que “no hay ningún problema en el uso, pero sí en el abuso”, algo que se puso de manifiesto en la tarde del lunes, cuando muchas personas pasaron seis horas refrescando sus aplicaciones para comprobar si cargaban. “Las personas que ayer se pusieron nerviosas deberían plantearse si su relación con WhatsApp y otras redes sociales es saludable”, añade el psicólogo.

Las personas que ayer se pusieron nerviosas deberían plantearse si su relación con WhatsApp y otras redes sociales es saludableSergio García, psicólogo

El experto revela que es necesario ir más allá de ese sentimiento de estrés por no poder consultar nuestras redes sociales y buscar de dónde viene esa frustración. “La problemática tiene que ver con lo presencial y con cómo utilizamos las redes para evadirnos en otro lugar. Es una vía de escape para algo que nos está molestando en nuestra vida”, explica García.

“Los nativos digitales han visto natural el uso tan amplio de pantallas, no han visto ningún riesgo cuando sí los hay. En otras generaciones hemos apostado todo nuestro ocio a un mismo canal —el móvil y las redes— y eso no es recomendable”, concluye.

Cuando se produjo la caída de Google, Gmail o YouTube en diciembre de 2020 dejando a millones de teletrabajadores al borde de un ataque de nervios, algunas personas también se plantearon por qué se generaban esos sentimientos de ansiedad ante algo que escapa a nuestro poder. Glen Murphy, responsable de diseño de Google Chrome respondió en Techcrunch señalando que la sensación es similar a la de cuando se va a la luz de manera inesperada. “De repente te encuentras aislado de algo a lo que tu das valor (incluso si objetivamente no es valioso”, apuntó el trabajador.

En 2015, el International Center for Media and the Public Agenda (ICMPA) elaboró un estudio en el que participaron 200 estudiantes de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) a los que se pidió pasar 24 horas sin utilizar su móvil, navegar por Internet ni consultar los medios de comunicación. La investigación tenía como objetivo determinar si los jóvenes eran adictos a sus dispositivos.

Tal y como recoge Elite Daily, los investigadores concluyeron que la abstinencia de la tecnología es similar a la de cualquier otra adicción, ya que “los universitarios mostraron signos de apatía, soledad y depresión”.

En la declaración de uno de los participantes en el estudio la situación queda clara: “Chatear o mandarme mensajes con mis amigos me da una sensación constante de consuelo, cuando no tenía esos lujos, me sentí bastante solo y apartado de mi vida. A pesar de que voy a una escuela con miles de estudiantes, el hecho de no poder comunicarme con ninguno a través de la tecnología fue casi insoportable”, recoge el estudio.

Cuánto tiempo pasan los españoles en redes

Según el Informe Ditrendia Mobile en España y en el Mundo 2020 los españoles dedicamos al móvil prácticamente 48 días completos al año. El estudio Digital 2021 de Hootsuite y We Are Social que recoge las tendencias digitales concluyó que el 80% de los españoles utiliza las redes sociales a diario y que pasan más de 6 horas al día en Internet.

Los usuarios de la red en España son 43 millones según este informe y dedican dos horas de su día a sus perfiles de redes sociales. El 89,5% de ellos utilizan WhatsApp, que es la aplicación más popular, a diario. Después de la app de mensajería se sitúan YouTube (89,3%), Facebook (79,2%) e Instagram (69%). El 94% de los usuarios que accede a Internet lo hace a través del móvil.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente