Una pandemia energética en los hospitales italianos

Una pandemia energética en los hospitales italianos

Los hospitales italianos han estado sometidos a una gran presión durante los últimos 3 años a causa de la emergencia de la Covid-19, pero ahora un nuevo tipo de pandemia está ejerciendo una presión adicional sobre el sistema sanitario nacional.

El coste de la energía y el gas ha aumentado considerablemente debido a la crisis internacional, no sólo para las familias y las empresas, sino también para el sector público y el sistema sanitario en particular.

"Somos una institución pública al servicio de los ciudadanos. Al final, tenemos que pagar las facturas y, al mismo tiempo, no podemos reducir nuestros servicios, pero nuestro deber es intentar contener el consumo de energía en la medida de lo posible", explica Ciro Verdoliva, director de la Agencia Sanitaria de Nápoles.

El hospital Cardarelli de Nápoles es el mayor del sur de Italia. Hace apenas dos semanas, este hospital recibió una factura energética de 11,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 100% respecto a la factura anterior de 5,6 millones de euros.

Para los hospitales y organismos sanitarios nacionales, los costes adicionales de energía en 2022 ascenderán a 1.500 millones de euros.

No son como las familias o las empresas privadas. Los hospitales no pueden decidir simplemente limitar sus necesidades o frenar sus actividades. La asistencia a los pacientes debe ser constante, al igual que el consumo de energía, y algunos centros han encontrado formas alternativas de obtener el suministro eléctrico que necesitan.

En el hospital Ospedale del Mare de Nápoles, 4.500 metros cuadrados de paneles solares producen suficiente energía para poder afrontar la actual crisis energética con mayor confianza.

"En general, los centros sanitarios son, por definición, consumidores de energía y gas. Hablamos de altos niveles de consumo de energía eléctrica y de gas. Por lo tanto, tenemos que dotarnos de sistemas y comportamientos que puedan reducir el consumo de energía", subraya Verdoliva.