La pandemia dispara la mortalidad en la ciudad de Barcelona en 2020

·2 min de lectura

Barcelona, 10 oct (EFE).- La pandemia por la covid ha ocasionado que Barcelona haya perdido población por primera vez en cinco años, ha hecho bajar la natalidad un 6,4 % y ha provocado 4.305 muertes en 2020 -el global asciende a 18.968-, casi un 32 % más, unas cifras solo superadas en la Guerra Civil o durante la gripe española.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado este domingo de los datos del Padrón Municipal de la Oficina Municipal de Datos (OMD) relativos a 2020, que destacan que "desde 1900, nunca habían muerto tantas personas en la ciudad, con las excepciones de los años de la Guerra Civil (28.000) y de la gripe española (22.800)".

El análisis del padrón revela, igualmente, que la pandemia ha frenado el flujo migratorio y que la cifra de empadronados en la ciudad se situó a finales de 2020 en 1.660.314 personas, lo que supone uno de los descensos de población más importante en la capital catalana de los últimos treinta años.

La Oficina del Datos notifica 18.968 muertes y atribuye el aumento de las defunciones en 2020 al pico de muertes que ocasionó la pandemia, incremento que cifra en un 31,7 por ciento, lo que supone la ruptura de la tendencia a la baja en la mortalidad de los últimos años.

En concreto, el padrón desvela que la mortalidad en 2020 se situó en casi 19.000 personas frente a la media de 15.000 defunciones de los últimos años.

La mortalidad se dio, sobre todo, en mujeres y personas mayores y especialmente en marzo y abril, en los meses de confinamiento por la primera ola de la pandemia.

La Oficina considera que el aumento de la mortalidad es la causa principal de que haya bajado por primera vez en cinco años el número de personas empadronadas en la ciudad -1.660.314-, un descenso de 6.200 ciudadanos, lo que representa un 0,4 % respecto a 2019, "la segunda cifra más elevada de los últimos treinta años".

A pesar de la pandemia, la edad media de la población continúa estable, en torno a los 44 años.

La pandemia llevó también en 2020 a un descenso de la natalidad, por debajo de los 12.000 nacimiento, lo que supone el segundo valor más bajo de los últimos cincuenta años.

Los nacimientos, indica la Oficina de Datos, habían frenado la trayectoria descendente, pero con la pandemia "han amplificado la pérdida demográfica y han retrocedido en un 6,4 %" al situarse los natalicios en 2020 en 11.753, número que contrasta con las 18.968 defunciones notificadas.

"Si bien desde 1985 Barcelona registra cada año más defunciones que nacimientos -indica la Oficina-, 2020 ha hecho saltar por los aires las trayectorias más o menos estables que seguían tanto las defunciones (alrededor de 15.000 anuales) como los nacimientos (una media de 13.500 en los últimos diez años)".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente