Panamá confisca más de 138 toneladas de droga en 2022

Ciudad de Panamá, 18 ene (EFE).- El Ministerio Público de Panamá (MP-Fiscalía), entidad encargada de la investigación de los delitos, informó este miércoles que sus incautaciones de droga alcanzaron las 138,41 toneladas en 2022, una cifra mayor que la dada a conocer por el Ejecutivo.

Un informe de gestión presentado hoy por las fiscalías especializadas en delitos relacionados con droga detalla que del total incautado en 2022, 108,82 toneladas corresponden a cocaína y 29,50 a marihuana.

La provincia de Colón (Caribe), una zona económica importante pero golpeada por la violencia, el narcotráfico y las pandillas, registró el mayor decomiso de drogas con 51,14 toneladas, seguida por las provincias de Panamá Oeste, con 26,05, y Panamá, donde está ubicada la capital, con 17,91 toneladas.

El reporte de la Fiscalía señala que entre enero a diciembre del año pasado se logró la imputación de 188 personas como parte de 13 operaciones, mediante las cuales se incautaron 26 vehículos, 10 propiedades y 3 embarcaciones.

De las operaciones antidrogas "más relevantes", las autoridades destacaron la denominada "Fuego", con 47 personas imputadas y 5 acuerdos de pena; "Metro", con 34 personas imputadas, 29 acuerdos de pena y 5.260 dólares decomisados; "Focus", 30 imputados y 2 acuerdos de pena; "Chivo", 27 personas imputadas y 4 acuerdos de pena; y la operación "Harry" con 14 imputados.

Se dieron 6.720 causas por delitos relacionados con droga, logrando condenas para 3.052 personas a través del "método de resolución alterna de conflicto (acuerdo de pena)" con un registro de 2.908 acuerdos.

Con respecto a las diligencias practicadas, el reporte destaca que 2.737 fueron allanamientos, 1.169 compras controladas y 1477 de seguimiento y vigilancia.

Panamá incautó en el 2022 un total de 128,6 toneladas de sustancias ilícitas, según informó el pasado 2 de enero el presidente panameño, Laurentino Cortizo, durante un informe de gestión de medio año ante el Parlamento.

En el 2021, el país centroamericano decomisó 128,7 toneladas de narcóticos, la cantidad más alta reportada por las autoridades.

En las operaciones antidroga del año pasado se capturaron a unas 600 personas por su presunta vinculación con los alijos, de las cuales 402 eran ciudadanos panameños y el resto extranjeros, de acuerdo con los datos del Ministerio de Seguridad Pública (Minseg).

Panamá es utilizado como puente de la droga que se produce en Suramérica y que tiene como destino principal EE.UU., el mayor consumidor de cocaína del mundo, y también Europa.

(c) Agencia EFE