Palestina: la pelea por la supervivencia y hasta por los abrazos

Un grupo de manifestantes palestinos, en la frontera entre Gaza e Israel, el pasado 5 de octubre.
Un grupo de manifestantes palestinos, en la frontera entre Gaza e Israel, el pasado 5 de octubre.

Desde 1977, Naciones Unidas conmemora cada 29 de noviembre el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. La fecha fue elegida por su enorme simbolismo: ese día, en 1947, la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución 181 o de la partición, que estipulaba la creación de un "Estado judío" y un "Estado árabe" en la tierra de Palestina. Hoy, 71 años más tarde, sólo se ha creado uno, Israel. La llamada cuestión palestina no se ha resuelto.

¿Qué queda pendiente? Todo. No se ha resuelto ninguno de los grandes nudos gordianos: soberanía y estado, asentamientos, refugiados, recursos naturales, seguridad, capitalidad en Jerusalén... En el último año, en vez de avances, la causa palestina ha anotado retrocesos: 200 palestinos han muerto casi 22.000 han resultado heridos en las Marchas del Retorno de Gaza, iniciadas en marzo; se ha registrado la peor escalada de violencia en la Franja desde el fatídico verano de 2014; y EEUU ha anunciado el traslado de su embajada ante Israel de Tel Aviv y Jerusalén, por poner tres ejemplos.

Y, en mitad de todo eso, arrastrando décadas sin respuestas, la vida diaria de los ciudadanos palestinos que pelean por sobrevivir, por trabajar, por comer... y hasta por abrazarse. Es el caso de Canaan (el nombre falso que usa para preservar su identidad), un treintañero refugiado, afincado en España, quien justo esta semana ha cumplido el sueño de que sus padres, atrapados en Gaza, conozcan a su nieta, de unos dos años. El martes por la noche la espera acabó.

"Estoy absolutamente emocionado, con los nervios a tope -relata mientras prepara la maleta para salir al encuentro de los suyos-. Fue imposible que vinieran para el parto. Ha sido imposible vernos en estos años. En increíble lo que hay que luchar para algo tan sencillo, sólo por ser de un pueblo perseguido", denuncia al teléfono. Hasta ahora, la única imagen que la familia gazatí de Canaan tiene de su hija es a base de fotos, vídeos,...

Sigue leyendo en El HuffPost

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente