Las palabras de Pedro Sánchez sobre Bildu han envejecido fatal

·3 min de lectura

Se suele decir que la política es el arte de lo posible. A lo largo de las décadas, los líderes han protagonizado pactos que parecía que nunca podrían llegar a ocurrir, cambios de filas nunca antes imaginados o acuerdos que ayer eran una quimera y hoy resultan lo más lógico del mundo. Pedro Sánchez no se libra de esta situación.

Y es que llegar a la presidencia del Gobierno supone muchas responsabilidades y también, en ocasiones, tener que desdecirte de tus propias palabras en el pasado. La estrategia y los pactos mandan y demuestran que, al menos en el caso de la política, la palabra dada puede durar muy poco tiempo.

Pedro Sánchez en el Congreso. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez en el Congreso. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)

El PSOE acaba de acordar con Bildu extender la aplicación de la Ley de Memoria Democrática hasta finales de 1983, con el objetivo de reconocer y reparar a las víctimas de las violaciones de Derechos Humanos cometidas en España durante la dictadura y los primeros años de la democracia, incluyendo por tanto parte de los GAL.

Este pacto va a permitir previsiblemente al Gobierno de coalición aprobar este proyecto de ley tanto tiempo perseguido. Un triunfo para el Ejecutivo que, sin embargo, deja en muy mal lugar al presidente por las palabras que pronunció en 2015.

Entonces, en una entrevista en Navarra Televisión, repitió una y otra vez que él no iba a pactar con Bildu. Unas palabras que le han perseguido durante los últimos años y que han sido arma arrojadiza de la derecha cada vez que hay cualquier tipo de acercamiento con la formación vasca.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

"Con Bildu no vamos a pactar. Si quieres lo digo cinco veces. O 20 durante la entrevista. Con Bildu no vamos a pactar. Con Bildu, se lo repito, no vamos a pactar", insistía una y otra vez Sánchez ante el entrevistador.

El presidente concedió esta entrevista antes de los comicios autonómicos y municipales, cuando era secretario general de los socialistas. Después vendrían las dos elecciones generales, su dimisión, su nuevo triunfo como secretario general socialista, la moción de censura contra Rajoy y su pacto con Podemos para un Gobierno de coalición.

Muchas cosas en muy poco tiempo que han hecho que las circunstancias cambiaran radicalmente. Desgraciadamente para Sánchez, la hemeroteca también juega su papel.

En el 2016, el líder socialista se pronunció de una manera similar cuando estaba negociando apoyos para su investidura. "No me voy a reunir con Bildu. Con Esquerra y DyL me reuniré para decirles que no comparto su proyecto", comentó.

Incluso ya en 2019 Pedro Sánchez insistió en la misma idea. "El PSN y el PSOE tenemos la misma posición y es que con Bildu no se acuerda nada”

Más allá de este pacto, los socialistas han contado con el apoyo de Bildu en varios momentos de la legislatura, como recientemente cuando salvó el decreto para paliar los efectos económicos de la guerra de Ucrania. Entre las medidas que contenía, se encontraba el mantenimiento de la rebaja del 60% en la factura de la luz, el descuento de 20 céntimos en el combustible o la subida del 15% del ingreso mínimo vital.

EN VÍDEO I “A por ellos, oé”: el grito de los simpatizantes de Vox a sus diputados antes de la moción de censura a Sánchez

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente