Las palabras de Escrivá que condenan a España a ser un país 'low cost'

·3 min de lectura
Un camarero lleva jarras de cerveza para servilas durante la Fiesta de la Cerveza de 2019, el 21 de septiembre de ese año en la ciudad alemana de Múnich
Un camarero lleva jarras de cerveza para servilas durante la Fiesta de la Cerveza de 2019, el 21 de septiembre de ese año en la ciudad alemana de Múnich

Si España ya era un país de camareros abocado a dar servicio a los vecinos ricos del continente por la total apuesta por los servicios en lugar de hacerlo en I+D+i, ahora ya va a ser materialmente imposible que España deje de ser el mercado más 'low cost' de Europa. Porque quien así lo ha certificado no es ni más ni menos que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Tras fracasar en la financiación de las pensiones, José Luis Escrivá ha encontrado una controvertida solución al factor de sostenibilidad. Y esta pasa por el hecho de que los nacidos en la era del 'babyboom' tendrá que elegir entre cobrar menos o "trabajar algo más".

Los mileuristas presentes en la sala no solo no van a poder movilizarse para demandar una subida de sus salarios sino que se van a tener que conformar con algunos euros menos en sus bolsillos a final de mes o, si lo prefieren en incrementar sus jornadas laborales para mantener sus ajustadísimas nóminas. O alargarlas hasta los 80 sirviendo hamburguesas y patatas fritas. Es difícil encontrar un plan de vida más desmoralizador. A Escrivá solamente le ha faltado decir que quienes trabajan más tendrán menos tiempo para gastar, por lo que el ahorro será doble.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Si a esto le sumamos que la mayoría de los contratos sobre los que está creciendo la economía española son del sector terciario, y que ya de por sí tienen horarios que superan por mucho las 40 horas semanales, lo mismo el futuro pasa por trabajar 14 horas al día. O 7 días a la semana, otro aspecto sobre el que Escrivá seguro que tiene una opinión inspiradora.

Aún no hay muchas reacciones oficiales, pero seguro que el planteamiento de futuro del ministro gusta a muchos empresarios que en las últimas semanas se han quejado de que tienen verdaderos problemas para contratar camareros y completar sus plantillas. Han alzado la voz empresarios almerienses, valencianos, sorianos...

También fuera de España ocurre algo similar. Empezando por Estados Unidos. ¿Pero saben qué opina allí su presidente? Pues todo lo contrario que Escrivá. Joe Biden aprovechó una reciente comparecencia de prensa para susurrar al micrófono una concisa, pero contundente, respuesta a los empresarios que no encuentran empleados: "Pay them more" (pagadles más), señaló.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Biden desarrolló su respuesta señalando que "los empresarios van a tener que competir entre sí y empezar a pagar a la gente trabajadora unos sueldos decentes". Es decir, que el mismo empresario que, cuando tiene muchos clientes, sube los precios, y los reduce cuando llega la temporada baja, debería aplicarse el cuento e la oferta y la demanda de puertas hacia dentro. Y pagar más cuando no encuentra empleados dispuestos a aceptar sus condiciones.

¿Pero cómo va a cambiar el chip si desde el Gobierno se aboga por trabajar más o cobrar menos si se quiere llegar a la jubilación con una pensión digna?

En vídeo | Esta es la profesión con más tasas de divorcios

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente