Hasta la última palabra: obituarios como forma de comunicación electoral

Robert Chiarito
·4 min de lectura
Según Kay Powell, exeditora de obituarios del The Atlanta Journal-Constitution y una de las fundadoras de la Asociación de Escritores Profesionales de Obituarios, los mensajes políticos en los obituarios de pago no son nada nuevo, aunque suelen crecer en año electoral
Según Kay Powell, exeditora de obituarios del The Atlanta Journal-Constitution y una de las fundadoras de la Asociación de Escritores Profesionales de Obituarios, los mensajes políticos en los obituarios de pago no son nada nuevo, aunque suelen crecer en año electoral

Pocos días después de la muerte de Barry Kreiter, su obituario apareció en internet portando dos signos de estos tiempos: un enlace para asistir a su funeral online y una petición electoral para sus seres queridos de cara a los comicios presidenciales de este martes en Estados Unidos.

Kreiter, un inspector de propiedades comerciales de Chicago, falleció de forma inesperada de miocarditis, una inflamación del corazón, a los 63 años el 25 de octubre, así que su obituario no estaba planeado con antelación.

Pero su hija Rachel dijo que era un perfecto reflejo de este acérrimo seguidor del partido Demócrata, que colaboró haciendo llamadas telefónicas para la campaña de Joe Biden en su tiempo libre y pidió el voto puerta por puerta para la elección de la diputada local Lauren Underwood.

"Nunca tuvimos una conversación sobre lo que le gustaría para su obituario", contó Rachel a la AFP. "Fue una decisión que tomamos junto a mi madre y mi hermana porque sabíamos que esto era importante para él".

"No me puedo imaginar peor gesto hacia la memoria de mi padre que tener que asistir a su funeral y pocos días después ver a Trump ser reelegido", añadió.

El obituario que Rachel Kreiter escribió para su padre terminaba diciendo que se pueden realizar "contribuciones para ayudar a sacar a Donald Trump del gobierno y elegir a los demócratas el 3 de noviembre".

Según Kay Powell, antigua editora de la sección de obituarios del The Atlanta Journal-Constitution y una de las fundadoras de la Asociación de Escritores Profesionales de Obituarios, los mensajes políticos en los obituarios de pago no son nada nuevo, aunque suelen crecer en año electoral.

"Los avisos de defunción escritos por familiares son una forma de arte estadounidense. Las familias pueden poner lo que quieran en ellos, y lo hacen", explicó Powell.

"Ya en 1996, cuando [Bill] Clinton se enfrentaba a [Bob] Dole, vi cómo aparecían en los avisos de defunción escritos por las familias. Así, al menos desde 1996, vengo viendo esto y es normalmente cerca del año electoral", afirmó.

En la era del presidente Donald Trump, las pasiones están especialmente caldeadas, lo que también se traduce en más consignas políticas en los homenajes escritos.

- Despedida con mensaje -

"En lugar de flores, por favor no voten a Mr. Joseph R. Biden Jr", podría leerse en el obituario de Patricia Wiggins, una mujer de Auburn, Nueva York, bisabuela de 13 de biznietos, tras su fallecimiento el 8 de septiembre.

Otros son todavía mas específicos, como el reciente obituario dedicado al veterano de la guerra de Vietnam Mark Schroeder, que no olvidó las polémicas declaraciones de Trump sobre los caídos en batalla estadounidenses, a quienes supuestamente llamó "tontos" y "perdedores", durante una visita a Francia. 

El último pasaje del homenaje a Schroeder decía: "Mark Schroeder fue muchas cosas. Fue padre, héroe, mejor amigo, profesor, hermano, y a veces un verdadero hijo de p***".

"Pero algo seguro que no era, señor Trump, ni un tonto, ni un perdedor. Fue un orgulloso veterano hasta el día de su muerte", afirmaba.

Otros obituarios recientes incluyen mensajes políticos relacionados con la pandemia de covid-19, como el que redactó la viuda de David Nagy, un texano de 79 años fallecido por coronaviurs el pasado 22 de julio.

En su texto, Stacey lanzaba un ataque directo a Trump y al gobernador de Texas, Greg Abbott.

"La culpa por su muerte y de las muertes de toda la otra gente inocente recae en Trump, Abbott y todos los otros políticos que no se tomaron esta pandemia en serio, y estaban más preocupados por su popularidad y los votos, que por las vidas", aseguró.

La experta en etiqueta Diane Gottsman, que dirige la Escuela de Protocolo de Texas, valoró que los mensajes políticos puede que sean más comunes este año, pero que no por ello son siempre apropiados.

"Tenemos un conjunto único de circunstancias con líderes únicos y estamos más proclives a expresar nuestras opiniones políticas hoy en día. Dicho esto, no lo hace correcto", añadió.

"Ya sea porque tuvieran cariño por el difunto o por una conexión personal muy cercana, es mucho pedirle a alguien que cambie sus preferencias de voto por el fallecimiento de otra persona", argumentó.

Powell, sin embargo, no concuerda con ello, ya que este tipo de opiniones reflejan frecuentemente qué tipo de persona era el fallecido. 

"La gente quiere que sus obituarios y avisos de defunción sean veraces y un cuidado reflejo de su vida y las personas que fueron", argumentó la exeditora de obituarios. 

"Si un fuerte sentimiento político formaba parte de ellos, entonces es natural que se incluya, igual que si se trataba de un amante de los perros o las aves. Es parte de quienes fueron", zanjó.

str/bgs/ft/rs/rsr