Pakistán pide financiación en la COP 27 para reparar los daños causados por las inundaciones

Las inundaciones en Pakistán afectaron este año a 33 millones de personas. El primer ministro del país, Shehbaz Sharif, pidió en la COP27 financiación adicional y no préstamos, para hacer frente a la reconstrucción de infraestructuras y construir nuevas. Sharid pide un reajuste de las políticas sobre el cambio climático en un mundo que, asegura, se está consumiendo más rápido que su capacidad de recuperación.

"Llamamos a quienes tienen el poder y el músculo financiero para cambiar el curso de la historia en voz alta y clara, y para eso es esta conferencia. Señoras y señores, es ahora o nunca. Para nosotros, efectivamente, no hay planeta B", explicaba Sharif.

Los líderes mundiales ceden ahora el testigo de la cumbre a los negociadores para que intenten convertir los distintos llamamientos y reivindicaciones en políticas prácticas. Se trata de asegurar que los compromisos asumidos más allá de los límites de la cumbre se traduzcan en acciones reales.

El secretario general de la ONU ha condenado el llamado "greenwashing", es decir, la práctica de algunas empresas que prometen cero emisiones pero que son falsas.

"Hay cierto cinismo sobre si estas promesas son reales y la realidad es que hay algunos desafíos. Tenemos muy claro lo que no se puede hacer. No se puede invertir en combustibles fósiles. Si dices que apuestas por cero emisiones y eres muy ambicioso en materia de clima. No puedes seguir invirtiendo en nuevas fuentes de suministro de combustibles fósiles, que son el problema. Tienes que cubrir todas tus emisiones", explicaba Catherine McKenna, presidenta del Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre los Compromisos de Emisiones Cero de las Entidades No Estatales

Mientras tanto, los presidentes de Colombia, Venezuela y Surinam apoyan un proyecto concreto: la protección de la selva amazónica. Ambos han aprovechado la cumbre para pedir una amplia alianza para detener su deforestación.