De qué países depende energéticamente España

·3 min de lectura

La energía es el mayor desafío estructural en términos económicos y sociales al que se enfrenta el Gobierno de España. Nuestro país está abocado a depender energéticamente del exterior. Eso es lo que se desprende del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). Además, la invasión rusa en Ucrania ha vuelto a mostrar la elevada dependencia energética de España, que apenas produce el 0,2% de los recursos que consume.

Según la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores) existe una mayor dependencia en las compras de gas que en las de petróleo.

En 2020, el 11% del gas que se importó a España era de origen ruso. Pero la energía de la que se nutre España no proviene únicamente de este país, sino también de algunos otros. Sigue leyendo para descubrirlos.

También de interés:

¿De qué países depende energéticamente España? Foto: Getty Creative
¿De qué países depende energéticamente España? Foto: Getty Creative

¿De qué países viene el gas y el petróleo de España?

El 46,9% del gas que llega a España se importa a través de gasoducto y el 53,1% restante como Gas Natural Licuado (GNL). Los puntos por donde más entra el gas están conectados con el norte de África, en concreto, con Marruecos desde Cádiz (Magreb-Europa) y con Argelia desde Almería (Medgaz).

Históricamente, Argelia ha sido el principal país proveedor de gas natural para España, buena parte del cual era transportado hasta ahora vía Marruecos, a través del gasoducto Magreb-Europa. No obstante, a partir de la ruptura de relaciones entre los dos, ahora el suministro se haría a través del gasoducto Medgaz, que une al país norteafricano con España.

No obstante, en enero de 2022, Estados Unidos se colocó como el principal país de origen del gas que llega a España. Por otro lado, España también produce gas, ya que cuenta con algunos yacimientos en su geografía.

La diversificación geográfica es mayor en el caso del petróleo, en el que hay nueve grandes vendedores, con Nigeria a la cabeza, con un 17,7% del total, seguida de México (13,3%) y Libia (10,4%). EE. UU. ocupa la cuarta posición, con un 7,9%, y Rusia baja hasta el séptimo lugar, con un 4,2% del total.

Este problema de dependencia energética viene siendo una realidad para España desde principios de los años 80, ya que las políticas energéticas han acabado provocando una mayor dependencia exterior, con unos precios superiores. Este problema, que es común a casi todos los países europeos, en el caso de España, es más agudo por su situación geográfica, debido a su bajo nivel de interconexión con Europa y por su estructura económica centrada en el sector terciario.

Retos futuros

De cara a un futuro, el PNIEC quiere reducir la ratio de dependencia energética por medio de la disminución de la importación de combustibles fósiles, en especial carbón y petróleo.

Pero no de manera definitiva pues como resultado de las medidas contempladas en el PNIEC 2021-2030 la ratio de dependencia energética de España sólo disminuirá 12 puntos porcentuales, pasando del 73% en 2017 al 61% en 2030.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente