Pagan miles de dólares por un viaje en un crucero de lujo y viven una experiencia aterradora

Debía ser el viaje de sus vidas para los pasajeros que pagaron 50.000 dólares por un crucero alrededor del mundo, pero la experiencia se ha vuelto aterradora para muchos de ellos.

El Sea Princess partió de Sídney para su travesía de 104 días, pero lo que prometía ser una experiencia de lujo pronto se convirtió en una pesadilla para sus 104 pasajeros.

El Sea Princess. Foto: The Telegraph.

El buque se convirtió en un “barco fantasma” a medida que navegaba por aguas peligrosas conocidas por la actividad de los piratas somalíes en el Océano Índico, el Mar Arábigo, el Golfo de Adén y el Canal de Suez.

Carolyne Jasinski, un especialista en medios de comunicación de Australia, contó al diario The Daily Mail que el capitán Gennaro Arma se dirigió a los pasajeros, disculpándose por alarmarlos y advirtió que la amenaza de un ataque era real y el barco “debía estar preparado para un ataque pirata”.

“Era un barco fantasma”, escribió.

Durante 10 días las precauciones incluyeron cerrar cortinas y persianas en todo el barco, mientras las luces se apagaban desde el atardecer hasta el amanecer. La música en vivo, “espectáculos de magia deslumbrante”, actos de comedia y animados clubes nocturnos prometidos a bordo del lujoso buque se suspendieron repentinamente.

No había fabulosas fiestas en la cubierta y los bares nocturnos estaban cerrados.

Foto de Princess Cruises tomada de su página oficial en Facebook.

También se realizó un simulacro de ataque para preparar a los ya aterrorizados pasajeros. Durante el ejercicio, fueron enviados de vuelta a sus cabinas para ser contados. Se les aconsejó sentarse en el piso y agarrarse a los rieles de mano en caso que el barco tuviera que maniobrar bruscamente.

En el caso de una amenaza directa, a los pasajeros en las cabinas externas se les instruyó bloquear su balcón y puertas de entrada y refugiarse en los pasillos, por lo que habría dos puertas entre ellos y los piratas.

Foto de Princess Cruises tomada de su página oficial en Facebook.

Un portavoz de Princess Cruises dijo que la compañía no discute procedimientos de seguridad específicos pero indicó que esos preparativos siempre se llevan a cabo antes de que cualquiera de sus barcos entre en “áreas de preocupación”.

“Cualquier medida a bordo de Sea Princess fue tomada simplemente como exceso de precaución y no en respuesta a una amenaza específica y es común al envío internacional que navega en la región”, dijo el portavoz.

Se han reportado seis intentos de piratas atacando barcos de crucero en los últimos 12 años. En marzo, piratas somalíes secuestraron su primer buque comercial desde 2012.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines