El padre de Charlene de Mónaco sale a escena relatando su calvario

·3 min de lectura
MONTE-CARLO, MONACO - NOVEMBER 19:  Princess Charlene of Monaco and Prince Albert II of Monaco pose at the Palace balcony during the Monaco National Day Celebrations on November 19, 2019 in Monte-Carlo, Monaco. (Photo by Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images)
Charlene sigue alejada de la vida pública mientras todos hablan por ella (Photo by Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images)

La situación actual de Charlene de Mónaco sigue llenando páginas en la prensa rosa y es que, cada semana, un personaje nuevo sale a la palestra a dar su opinión sobre el asunto a los medios de comunicación, ansiosos de información que exprimir.

Desde que la princesa regresó después de estar 10 meses en Sudáfrica llevando a cabo misiones humanitarias y recuperándose de su sinusitis aguda todos parecen hablar, menos ella. Charlene volvió y se hizo la foto familiar prenavideña con Alberto II y sus dos hijos, desde entonces, desapareció de la vida pública.

Acto seguido su cuñada Chantel Wittstock confesó a los medios que Charlene no vive en palacio sino en un apartamento enorme situado a 300 metros del hogar legendario de los Grimaldi y, por ende, de su marido y eso, desde antes de irse a su país natal.

Después llegó el comunicado oficial del principado que asegura que Charlene se encuentra recuperándose en total relax en una “ubicación confidencial” que resulta ser, según la prensa, una clínica de desintoxicación y salud mental situada en Suiza y con precios de alto standing que pueden llegar a los 300.000€ al mes.

Ahora se une a la fiesta mediática Michael Wittstock, el padre de Charlene, que relata la pesadilla que su hija vivió a causa de su enfermedad alejada de su familia en otro continente. En una conversación con ‘You Magazine’ asegura que su hija fue intervenida hasta en tres ocasiones y que no la fuero a visitar por miedo a contagiarla ante la amenaza que supone la Covid-19.

En sus palabras: ”Tampoco quería infectarla porque tuvo varias intervenciones médicas, estaba muy vulnerable. Mi hija solía nadar 20 kilómetros al día, conociendo su forma de entrenar sé que es dura”.

Sin embargo, Michael asegura que: "Puedo decir que estaba sufriendo una fatiga increíble. No podía dormir bien durante varios días, no estaba comiendo bien tampoco. Ha perdido mucho peso, lo que la hace más vulnerable a las enfermedades, como catarro, gripe o, Dios nos libre, coronavirus”.

Princess Charlene of Monaco arrives with her father Michael Kenneth Wittstock for her religious wedding with Prince Albert II of Monaco at the Prince's Palace on July 2, 2011 in Monaco.  AFP PHOTO / DAMIEN MEYER (Photo credit should read DAMIEN MEYER/AFP via Getty Images)
El padre de Charlene habla de la salud de su hija (Photo credit should read DAMIEN MEYER/AFP via Getty Images)

Este testimonio que el padre de Charlene no había ofrecido hasta ahora, concuerda a la perfección con el del hijo de Rainero II que asegura que su esposa “no sufre nada grave ni incurable” y, atajando los rumores de crisis matrimonial: “No es tampoco un problema de pareja. Nuestra pareja no está para nada en peligro, quiero ser claro sobre esto. Se trata de las consecuencias de todas las operaciones que ha sufrido en los últimos meses”.

Una vez más la atención se centra en la salud de la apodada ‘princesa triste’ para intentar acallar y desviar los constantes rumores de divorcio que persiguen a la pareja desde hace años. Cabe recordar que la leyenda urbana (por la cual entraron en acción los abogados de la pareja) explica que Charlene cogió todas sus pertenencias y se largó tan rápido como pudo hasta el aeropuerto de Niza intentado, así, huir del día de su boda con el monarca.

Seguramente nunca sabremos si la de Charlene es una cárcel de oro o por qué no se separa tras la demanda de paternidad que supondría una presunta tercera hija secreta de su marido, en esta ocasión durante el matrimonio con ella pero, una cosa está clara, cada vez salen más testimonios cercanos a la princesa que niegan la crisis matrimonial alegando motivos de salud para todo lo que está sucediendo a su alrededor en los últimos meses.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente