Iban a desconectar el soporte vital, tenían hasta el ataúd elegido… y despertó del coma

·3 min de lectura

Bettina Lerman, una anciana con Covid-19 y que llevaba semanas en coma en un hospital estadounidense, despertó justo el día en el que su familia había decidido que le desconectarían del soporte vital. Así lo ha contado su hijo, Andrew Lerman, a la CNN. “Ella es un milagro”, ha asegurado Lerman después de contar cómo habían donado sus cosas y hasta elegido los detalles de su funeral.

Su familia había decidido desconectar el soporte vital y lo tenía todo listo para su funeral. (Foto: Getty Images)
Su familia había decidido desconectar el soporte vital y lo tenía todo listo para su funeral. (Foto: Getty Images)

El ingreso en el hospital se produjo en septiembre. Bettina, que cumplirá 70 años el próximo mes de febrero, tiene varios problemas de salud y hace un un par de años tuvo que someterse a un cuádruple bypass. Los primeros síntomas de contagio por coronavirus los tuvo a principios de septiembre. Tenía pensado ir a vacunarse, cuenta la familia, pero aún no lo había hecho.

El pasado 12 de septiembre dio positivo al ingresar en el hospital. Pasados nueve días, su estado empeoró y tuvo que ser conectada a un ventilador. Su cuadro médico solo empeoraba y los doctores no conseguían que mejorase. De hecho, le dijeron a la familia que no confiaban en que se recuperase de la enfermedad.

“Tuvimos una reunión familiar con el hospital porque mi madre no se despertaba. No importaba lo que hicieran, no podían hacer que se despertara. Dijeron que sus pulmones estaban completamente destruidos. Hay un daño irreversible, simplemente no va a suceder”, cuenta Lerman que les dijeron los médicos.

Con un pronóstico así y tras semanas sin despertar del coma, su familia decidió que había llegado el momento de retirarle el soporte vital. Lo tenían todo listo. Habían vaciado su apartamento, donado algunas de sus cosas y recogido otras. Hasta habían preparado el funeral y elegido el ataúd. Entonces esa mañana, llegó la llamada que ya no esperaban del Centro Médico Maine, en Portland (Estados Unidos). 

“Él dice 'bueno, necesito que vengas aquí de inmediato'. Yo estaba como, 'OK, ¿qué pasa? Él dijo: 'Bueno, no pasa nada. Tu madre se despertó’”, ha contado sobre esa conversación Lerman, quien dice que se le cayó el teléfono de la impresión del momento. Desde aquella llamada han pasado tres semanas y aunque su estado sigue siendo grave, puede respirar sin el ventilador, solo con oxígeno. 

“Mi madre es muy religiosa y también lo son muchos de sus amigos, la iglesia y todo lo demás, y todos han estado rezando por ella. No pueden explicarlo desde el punto de vista médico. Tal vez sea desde el punto de vista religioso. No soy tan religioso, pero estoy empezando a creer que hay algo que la ayudó. No lo sé”, ha contado el hijo de Bettina a la CNN.

A día de hoy no esta fuera de peligro y dada su edad y su cuadro médico no se descarta que pueda sufrir complicaciones, pero por ahora se han centrado en el día a día y recibe tratamiento de rehabilitación para que pueda recuperar fuerzas y tono muscular. 

EN VÍDEO | Crece la preocupación en Europa por los contagios y ya se planean medidas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente