El paciente afectado por la cita que indigna en Twitter: "Es una vergüenza"

·3 min de lectura
La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)
La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)

La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)

Una cita médica dada en los últimos días en el Hospital Universitario de Móstoles (Madrid) ha revolucionado las redes sociales. El motivo no es otro que la fecha en la que se le han dado: 20 de abril del 2023, es decir, casi once meses después de la visita médica.

“Es muy muy grave lo que están haciendo con la sanidad pública en la Comunidad de Madrid”, ha escrito la usuaria de Twitter Sonia, que ha sido la que ha compartido el volante.

La cita no es suya, sino de su primo Alfonso Calvo, de 39 años. Este madrileño acudió a su médico de cabecera a finales del mes de mayo para tratar un problema con un quiste y le dijeron que le tenían que operar.

“Es una operación sencilla. No es nada grave pero hay que quitarlo. La intervención lleva anestesia local y la doctora necesita una resonancia para ver cómo está y la comunicación que tiene con otras partes del cuerpo”, explica Calvo. Añade que el quiste, aunque no sea de vida o muerte, le empieza a molestar.

Él, de hecho, pensaba que le darían cita para después de verano, “octubre como tarde”, pero no para dentro de 11 meses. “No lo veo lógico”. Por ello, reconoce que cuando vio la fecha se enfadó porque no se lo podía creer.

La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)
La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)

La denuncia de Alfonso Calvo sobre la sanidad madrileña. (Photo: Alfonso Calvo)

“Es que si fuera algo importante en cuanto la recibo me planteó en el hospital”, afirma. De hecho, está pensando en volver al seguro privado que tenía contratado a través de su empresa y del que se dio de baja hace unos meses.

“Me jode volver a contratarlo porque es lo que se está buscando, pero es que es casi un año y es una vergüenza”, asegura Calvo, que cuenta que pagaba 46 euros al mes. “Ahí en dos semanas me harían la resonancia”, indica.

“Tendría que ir al hospital a decir que es una vergüenza”

A pesar de que en caliente al recibir la carta quiso plantarse en el hospital para pedir explicaciones, se calmó, lo pensó dos veces y decidió no ir en ese momento.

“Está claro que tendría que ir al hospital a decir que es una vergüenza y decir que me tienen que dar la cita mucho antes y dar una reclamación, pero no creo que ganara nada”, se sincera, dudando en si ir o no a hablar con alguien.

Calvo cree que acabará yendo, pero es consciente de que no va a servir de mucho porque seguramente al que le eche la primera bronca no tendrá nada que ver.

“La vamos a tomar con personas que no tienen la culpa, los que sí la tienen no están dando la cara”, sentencia.

Además, incluso se atreve a pronosticar con cómo puede terminar una posible reclamación: “Igual me adelantan la cita a enero o febrero, pero qué gano con eso. Unos meses, pero la denuncia que voy a hacer no vale de nada”.

“Ese trabajador administrativo o sanitario que me entienda no puede hacer nada. Me adelantará la cita, pero a otra persona que vaya después le darán los mismos meses y tendremos el mismo problema”, concluye.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Related...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente