Pablo Iglesias, sincero completamente: "Cuando estaba en el Gobierno no lo podía decir pero ahora sí"

·2 min de lectura

Pablo Iglesias, exvicepresidente del Gobierno, ha admitido que le molesta la presencia de un vehículo blindado de la Policía Nacional en la huelga del sector del metal en Cádiz.

“Cuando estaba en el Gobierno no lo podía decir, pero ahora sí lo puedo decir. Yo creo que en buena parte de las intervenciones de las UIP hay sesgo ideológico”, ha afirmado en Hora 25 de la Cadena Ser, donde el periodista Aimar Bretos le ha preguntado si se refería a la Policía.

“No. Las Unidades de Intervención Policial”, ha aclarado el exlíder de Podemos. “De la Policía”, ha insistido el presentador. “Bueno, pero yo separaría. Creo que no son lo mismo las unidades antidisturbios que otros muchos funcionarios del Cuerpo Nacional de la Policía que trabajan en otros ámbitos. No los metería a todos en el mismo saco”, ha asegurado Iglesias.

“Creo que en las Unidades de Intervención Policial, el sesgo de algunos mandos, muchos de ellos miembros de Jusapol, que es un sindicato de ultraderecha mayoritario en la Policía, se nota”, ha proseguido antes de asegurar que las cargas policiales se ven siempre cuando se manifiestan trabajadores, defensores de la sanidad y de la educación pública.

En cambio, ha denunciado Iglesias, cuando se manifiesta la ultraderecha no ocurre lo mismo. Y ha lamentado que la imagen de material militar en una barriada obrera no proyecta una buena imagen de España.

En esa línea, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha insistido en que ha solicitado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que retire la ‘tanqueta’ desplegada por las Unidades de Intervención Policial ante las protestas en Cádiz, dado que los trabajadores del sector del metal “no son delincuentes” sino que están “legítimamente defendiendo sus derechos”.

Así lo ha expresado en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, para explicar que ayer se puso en contacto con su compañero en el Gobierno al efecto de que fuera retirada este vehículo blindado del espacio en el que estaba ubicado.

Sobre todo porque los trabajadores de este sector en la Bahía de Cádiz “no son delincuentes”, sino que están defendiendo sus derechos, utilizando la manifestación y la huelga que consagra la Constitución como prerrogativas fundamentales de los ciudadanos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente