Pablo Iglesias sentencia a Pedro Sánchez y lamenta que vuelva a la "nostalgia" del PSOE de Felipe González

·4 min de lectura
El exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias. (Photo: Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)
El exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias. (Photo: Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)

El exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado este martes que el jefe del Ejecutivo y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reivindique ahora la figura de Felipe González y haya salido del congreso de Valencia con “una nostalgia de lo que fueron en el pasado”, al tiempo que ha criticado su “falta de ambición” para crear su “propio proyecto político”.

Así se ha pronunciado Iglesias en el ciclo Cataluña-España: ¿del conflicto al diálogo y la negociación política?, donde ha participado junto al escritor José Maria Lassalle. Este acto, organizado por la delegación de la Generalitat de Cataluña en Madrid en la librería Blanquerna, ha contado con la asistencia, entre otros representantes políticos, del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, el diputado de EH Bildu Jon Inarritu y el de En Comú Podem, Gerardo Pisarello.

El exvicepresidente segundo ha recordado que el PSOE es uno de los actores, junto a ERC, al que “le toca otra vez asumir un rol como partido en una suerte de transición en el sistema político español” y les ha animado a hacer “lo que no quieren hacer”, a su juicio, después del congreso de los socialistas en Valencia. “La reivindicación de la figura de Felipe González por Pedro Sánchez revela una nostalgia y falta de ambición para construir el propio proyecto político que le tocaría a él”, ha afirmado.

“Me preocupa. Si alguien estaba legitimado, incluso en lo personal, para cortar un cierto cordón umbilical y decir ‘vamos a hacer otra cosa’ es Pedro Sánchez”, ha reiterado Iglesias. Ha lamentado, además, que el jefe del Ejecutivo no haya querido “construir un poder alternativo” sino “reconciliarse con los que le defenestraron en su momento”, en referencia al comité federal del PSOE de 2016 que acabó con la dimisión de Sánchez.

En este contexto, el que fuera líder de Podemos ha avisado al PSOE por si “sigue soñando con un gobierno en solitario” en el que pueda llegar “a grandes acuerdos de Estado con la derecha, renovar pacíficamente el CGPJ, prometer al PP que les dejarán gobernar si no introducen a Vox en el gobierno, no introducir a peligrosos rojos como Unidas Podemos” en el Ejecutivo y “no depender de las grandes cuestiones de Estado de las fuerzas independentistas”: “Si no renuncia a ese sueño nostálgico, no serán capaces de llegar a ningún puerto para el papel que los electores nos han dado”, ha apuntado.

Elecciones generales

Sobre la fecha de las próximas elecciones generales y la duración de la legislatura, Iglesias ha recordado que los comicios se celebrarán “en el momento que convenga al presidente”, pero ha alertado de que es “poco prudente” pensar que serán en 2023. “Podrían ser en 2022, por supuesto que sí. Hay que estar preparados para que la convocatoria de elecciones generales sea en cualquier momento”, ha dicho.

Según el exvicepresidente, si hay acuerdo del Gobierno con el PP para el CGPJ y si se pueden nombrar a dos magistrados para el TC será “determinante” para saber si habrá elecciones. Sin embargo, ha avisado que será “una nueva prórroga” a la mesa de diálogo con Cataluña, algo que es “ineludible” porque en nuestro país “no hay consenso respeto el modelo territorial”. Una solución, ha defendido Iglesias, que exprese la actual “correlación de fuerzas” que “cristalice en el derecho e implique reformas en el Estado”.

Asimismo, ha querido poner el foco en los partidos provinciales que pueden surgir en la España vaciada tras la irrupción de Teruel Existe, porque tienen un “comportamiento político impredecible” y va a “sumar un ingrediente de tensión al dialogo territorial de este país”. “No hay casi nadie estudiando las soluciones”, ha enfatizado.

En este sentido, Iglesias ha asegurado que, en estos momentos, hay “dos soluciones políticas viables”. Una que pase por un gobierno del PP en coalición con Vox lo que, a su parecer, implicaría “un proceso de involución democrática” que llevaría a la “ilegalización de formaciones y apostaría por el asalto de competencias autonómicas para responder al conflicto territorial”, y otra “más inédita” con el PSOE “obligado” a pactar “con fuerzas políticas” con las que no quería gobernar. Esto pasaría, ha recalcado, por “redefinir la política económica y la cuestión territorial”.

“O la mesa de diálogo habla de esto o no habla de nada”, ha expresado Iglesias, que ha dicho que no servirá para solucionar la cuestión debatir de competencias o sobre inversiones en “grandes infraestructuras”. No obstante, ha mostrado “dudas” con el PSOE para que tenga “voluntad de asumir y liderar las reformas que construyan una estructura territorial diferente” y pongan “en cuestión del sistema político de 1978”, con la monarquía parlamentaria incluida.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente