Los Mossos detienen a Pablo Hasel en el rectorado de la Universidad de Lleida

Agencia EFE
·3 min de lectura

Lleida, 15 feb (EFE).- Decenas de agentes de los Mossos d’Esquadra entraron este martes por la mañana en el rectorado de la Universidad de Lleida para detener al rapero Pablo Hasel, condenado a nueve meses de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Un fuerte dispositivo policial, formado por decenas de agentes de los Mossos y una veintena de furgonetas de la Brigada Móvil, se desplegó desde las 6:30 horas en las inmediaciones del rectorado para proceder a la detención de Hasel, cuyo plazo para ingresar voluntariamente en prisión finalizó el pasado viernes.

El rapero ha sido detenido minutos antes de las las 8:30, después de que los agentes hayan identificado uno por uno a los activistas, que rodearon al rapero para dificultar su arresto. Según los Mossos, no ha habido ni incidentes graves ni heridos.

“Muerte al Estado fascista”, ha gritado Hasel antes de entrar en el vehículo policial.

El rapero leridano Pablo Hasel decidió encerrarse en el edificio del rectorado de la Universidad de Lleida (UdL) para evitar su previsible detención y encarcelamiento por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Según informaron el lunes desde la plataforma organizada para dar apoyo al rapero, con esta medida pretendían evitar que le encarcelen por lo que consideran un ataque “a la libertad de expresión”.

El propio Hasel indicó a través de las redes sociales que se encontraba "encerrado junto a bastantes solidarios en la UdL, tendrán que reventarla para detenerme y encarcelarme”.

Al mismo tiempo, el cantante hacía un llamamiento “por si alguien quiere echar una mano” en defensa de su causa y unirse al encierro.

El pasado viernes finalizó el plazo otorgado por la Audiencia Nacional para que el cantante ingresara de forma voluntaria en la prisión, aunque ese día ya advirtió en su perfil de Twitter de que tendrían que "secuestrarle" para entrar en la cárcel.

Pablo Hasel fue condenado a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación y a casi 30.000 euros de multa por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y contra las instituciones del Estado. En sus mensajes publicados entre 2014 y 2016 llamaba, por ejemplo, "mercenarios de mierda" a las fuerzas policiales y las acusaba de torturar y asesinar a manifestantes e inmigrantes.

Varias manifestaciones en apoyo a Hasel han tenido lugar en las últimas semanas en Madrid y Barcelona, mientras que 200 artistas como Pedro Almodóvar, Javier Bardem o Joan Manuel Serrat firmaron un manifiesto a su favor. El escrito pidió "que se expulsen del Código Penal este tipo de delitos que no hacen sino cercenar el derecho, no solo de libertad de expresión, sino de libertad ideológica y artística".

EN VÍDEO | Una elevada condena por consumo de cannabis abre el debate de la legalización

Más historias que te pueden interesar: