A pesar de las encuestas, Pablo Casado está pasando por su peor momento

·3 min de lectura
Imagen del acto de Pablo Casado en una granja extensiva con un modelo opuesto al de las macrogranjas que defiende el PP. (Photo By Rafael Bastante/Europa Press via Getty Images)
Imagen del acto de Pablo Casado en una granja extensiva con un modelo opuesto al de las macrogranjas que defiende el PP. (Photo By Rafael Bastante/Europa Press via Getty Images)

Definitivamente, no ha sido un buen fin de semana para Pablo Casado. Y eso que el PP está por delante del PSOE en las encuestas nacionales y que en su agenda figuraba un congreso regional, como el del PP de Castilla y León, en el que no hubo oposición para que el candidato de Génova renovara el cargo.

La cosa se empezó a torcer cuando, el pasado viernes, no tuvo otro sitio al que ir para defender las macrogranjas que a una explotación extensiva. El modelo opuesto. Igual que si hubiera ido a una fábrica de bollería industrial a defender el consumo de fruta o a un puerto pesquero a defender las piscifactorías. El motivo de este sinsentido puede estar en su agenda. La granja elegida estaba en Las Navas del Marqués, un pueblo de Ávila en donde está empadronado el líder del PP. Concretamente en Ciudad ducal, una urbanización de lujo en donde los chalés no bajan de los 400.000 euros y con una seguridad bastante superior a las de otras zonas residenciales tan criticadas por la derecha como las de Galapagar.

Allí, entre vacas pastando en un entorno idílico, incidió en el bulo malintencionado sobre las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, y defendió que "España tiene la mejor carne del mundo gracias a estos entornos". Justo los que el PP no apoya. La prensa le preguntó por semejante incongruencia, y Casado, sin respuestas, y titubeando unos segundos, improvisó ensalzando los encantos de su "pueblo de adopción" y asegurando a los periodistas que lo que él quería era que ellos "también disfrutaran de este entorno".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Ya iniciado el congreso regional del PP celebrado en León, Casado cometió un segundo error. En la mañana del sábado, Pedro Sánchez acusó al PP de "negacionismo político" por estar "instalado en el no a todo" y por tratar de "boicotear los fondos europeos". Y el líder de los populares cayó en la trampa del presidente del Gobierno.

En su turno de réplica, Casado aseguró que el PP es el partido del sí a España y enumeró una serie de reformas propuestas por el partido de Génova para reforzar instituciones, crear prosperidad y empleo o mejorar el estado del bienestar.

El problema es que, tan pronto la cuenta oficial del PP amplificó esas declaraciones, los tuiteros no tardaron en recordarle la larga lista de noes de los populares a avances que, pese a su rechazo, ya han sido aprobados en muchos casos y entre los que figuran leyes que regulan:

  1. El divorcio

  2. El aborto

  3. La Igualdad

  4. El matrimonio igualitario

  5. La eutanasia

  6. La subida del Salario Mínimo Interprofesional

  7. La liberalización de las patentes de las vacunas

  8. La de la Formación Profesional

  9. Las medidas Antitabaco

  10. La normativa antifraude

  11. La equiparación de los permisos de paternidad y maternidad

  12. La reforma laboral

Demasiadas negativas como para que pasen desapercibidas con un cambio repentino de posicionamiento.

En vídeo | Vox no "regalará" sus votos para perpetuar la política del PP en Castilla y León

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente