Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, una cerveza y una habitación de hotel

M. J. Arias

El popular entre los jóvenes youtuber Fortfast lanzó un guante a los líderes de los cuatro partidos principales para que aceptasen ser entrevistados por él para su canal, con más de un millón de suscriptores. El único que aceptó el ‘reto’ fue Pablo Iglesias, quien, sentando en un sofá junto a su entrevistador fue respondiendo a las preguntas políticas y personales planeadas por quien estaba al otro lado durante 15 minutos.

Pablo Iglesias ha sido el único que ha aceptado ser entrevistado por el youtuber Fortfast y lo hizo en un tono distendido y plagado de un lenguaje coloquial. (Foto: EFE/Archivo)
Pablo Iglesias ha sido el único que ha aceptado ser entrevistado por el youtuber Fortfast y lo hizo en un tono distendido y plagado de un lenguaje coloquial. (Foto: EFE/Archivo)

La pregunta que dio lugar a la anécdota más singular que ha dejado la conversación entre ambos y que da una idea de cómo es esto de hacer política a veces no vino de Fortfast, sino de un tuitero. Hacia el final de su charla, el youtuber le trasladó varias preguntas hechas a través de Twitter y una de ellas fue que con quién preferiría irse de cañas, con Pedro Sánchez o con Nicolás Maduro.

A esto respondió Iglesias que “con Pedro Sánchez de cañas no, pero cafés hemos tomado un montón”. Su interlocutor reformuló la pregunta diciendo que en realidad esta debería haber sido si no se ha tomado una cerveza con Pedro Sánchez.

En ese momento al líder de Podemos le vino a la memoria que en realidad sí, que se ha bebido alguna con el actual presidente del Gobierno y que lo hicieron en unas circunstancias un tanto pintorescas. Su relato parece casi sacado de una película de espías.

“Sí, y te voy a decir donde”, comenzó Iglesias, quien se interrumpió a sí mismo en más de una ocasión a lo largo de su discurso por las risas que le provocaba el recuerdo de aquellos encuentros. “Al principio, cuando quedábamos yo siempre le decía: ‘¿Por qué no quedábamos en tu sede o en la mía, que no pasa nada?’”.

Sin embargo, Sánchez prefería un lugar más discreto. “Él siempre me citaba en hoteles. Era como… bueno, pues nada, vamos al hotel. Todo así como muy clandestino. Era cuando entrábamos los dos en una habitación de hotel, que hay una cama… Es como… ‘Pedro, esto es rollo de gente que queda para follar’ (…) Está bien que rompamos el hielo para ponernos de acuerdo, pero no sé… Y ahí, a veces, pues nos hemos tomado alguna cerveza”, reveló Iglesias a la hora de contar lo singular de aquellas quedadas.

Una historia de la trastienda de la política que a Fortfast le pareció “turbia de cojones”, como reconoció tras escucharla íntegra. Una apreciación que compartió Iglesias, quien dijo que, efectivamente, era “turbio de narices”. Para el candidato a la Moncloa de Podemos habría sido más normal quedar en casa da alguien, de un amigo de uno o de otro. “Es más tranquilo. No es lo mismo coger una cerveza de una nevera, que venga un camarero del hotel, llame a la puerta…” continuó Iglesias.

Y después de la anécdota, otra reformulación de la pregunta para saber si lo de tomarse una cerveza había sido solo cosa de él y de Sánchez o lo había hecho con algún político más. Ahí fue cuando reconoció que con Mariano Rajoy también se había bebido alguna en las muchas veces que hablaron y que se tomaría una caña con Rivera, Casado y con Maduro porque “no dejaría de tomarme una cerveza con nadie”, sentenció.

La anécdota al completo y la respuesta a la pregunta de con qué otros políticos se ha tomado Iglesias una caña y con quién se la tomaría se puede ver en el vídeo bajo estas líneas a partir del minuto 11:40.