UE respalda certificado sanitario, pero no supera divisiones sobre acción climática

·3 min de lectura
La mesa de reunión de los líderes de la Unión Europea en la segunda jornada de la cumbre, el 25 de mayo de 2021 en Bruselas

Los líderes de los 27 países de la Unión Europea (UE) respaldaron este martes una rápida implementación de un certificado sanitario en el bloque, al fin de una cumbre que volvió a dejar al descubierto las diferencias internas sobre un plan de acción contra el cambio climático.

La cumbre había comenzado en la noche del lunes, cuando los mandatarios acordaron cerrar el espacio aéreo del bloque a aeronaves de Bielorrusia, en respuesta al desvío forzado de un avión de pasajeros para arrestar a un periodista opositor que viajaba a bordo.

Presionados por la necesidad de reactivar las economías con la proximidad de la temporada turística europea, los países del bloque también elogiaron la elaboración del "certificado digital europeo COVID" y pidieron su "rápida implementación", de acuerdo con conclusiones divulgadas al promediar la jornada.

Durante la semana pasada, los estados de la UE y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo sobre aspectos centrales de ese certificado, que permitiría la gradual recomposición de la movilidad en el continente.

"El Consejo Europeo saluda al acuerdo alcanzado", apuntaron los países en un segmento de las conclusiones.

"Como próximo paso, para facilitar la libertad de movimientos en la UE, el Consejo hace un llamado por la revisión (...) hacia mediados de junio, de las recomendaciones sobre viajes dentro de la Unión Europea", añade esa parte de la declaración.

La idea es que el certificado demuestre que una persona ha sido completamente vacunada contra el covid-19, ha pasado un examen reciente o ya es inmune por haber contraído la enfermedad.

Los países de la UE también han acordado permitir la entrada al bloque a viajeros de terceros países que hayan recibido las dosis necesarias de vacunas anticovid aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

- Desacuerdos persistentes -

"El certificado sanitario es particularmente importante para reactivar nuestra economía, con la libre circulación de trabajadores pero también de turistas durante el verano", dijo el martes el primer ministro croata, Andrej Plenkovic.

A pesar del acuerdo sobre el Certificado, varios países insisten en reservarse el derecho de determinar la imposición de cuarentenas, por ejemplo, ante la aparición de variantes del coronavirus.

DE acuerdo con la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, alrededor de 170 millones de personas en la UE, serian vacunadas al 30 de mayo. La Comisión aspira a inmunizar al 70% de los adultos hasta el fin de julio.

Pero la unidad que se tornó evidente en la posición sore Bielorrusia o el certificado digital sanitario estuvo ausente cuando la discusión se centró en las acciones del bloque contra el cambio climático.

Los países de la UE acordaron en diciembre reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE en al menos un 55% para 2030 en comparación con 1990, pero sin abordar formas de hacerlo.

A la hora de discutir los detalles de como alcanzar esas metas y la responsabilidad de cada país miembro, las divisiones volvieron a quedar expuestas.

En particular, la idea enfrenta la resistencia de países cuyas economías son altamente dependientes del carbón, como Polonia o Rumania.

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, apuntó que "evidentemente hay discrepancias" en los detalles, pero destacó que "se mantiene ese compromiso del 55%" en la reducción de emisiones y que España está "claramente empeñada en lograr ese objetivo".

El texto de las Conclusiones de la cumbre muestras que un párrafo entero que constaba de los borradores fue eliminado: el que hacía referencia a la necesidad de "reafirmar los objetivos nacionales en los esfuerzos compartidos" de reducción de misiones.

En cambio, el documento aprobado apenas menciona que los países de la UE volverán a discutir este asunto "en el momento oportuno, cuando la Comisión [Europea] haya presentado sus propuestas".

Para el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, más allá "de las conclusiones escritas, que son relativamente breves, hubo un intercambio denso, útil y necesario" en las reuniones, en la que cada representante expuso sus preocupaciones.

jug-ahg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente