Los países de la UE acuerdan la prohibición de un colorante de alimentos

·1 min de lectura
Una imagen del palacio ducal de la ciudad italiana de Parma, sede de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, tomada el 29 de junio del año 2005 (AFP/Paco Serinelli)

Los países de la UE dieron este viernes la luz verde a la prohibición de un aditivo para alimentos ampliamente utilizado, conocido como colorante artificial E171 en las etiquetas, luego de que el regulador europeo cuestionara su seguridad.

El colorante E171 contiene nanopartículas de dióxido de titanio y se usa comúnmente en una amplia gama de productos de consumo, incluidos medicamentos y cosméticos.

La prohibición se refiere al uso del aditivo en alimentos, donde sirve principalmente como agente blanqueador y abrillantador en dulces, chicles, salsas blancas y glaseado de pasteles.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), con sede en Italia, descubrió en mayo que existía el riesgo de que las nanopartículas pudieran dañar el ADN, y no se pudo establecer un nivel seguro para su consumo.

La prohibición entrará en vigor a principios de 2022, según un comunicado de la Comisión Europea.

Por el momento, la industria farmacéutica, que también utiliza E171 en la fabricación de medicamentos, no se verá afectada por la prohibición para evitar la escasez de productos médicos.

El Consejo Superior de Salud de Bélgica considera al dióxido de titanio como un "posible carcinógeno", y Francia lo prohibió el año pasado como aditivo alimentario durante un año.

Los investigadores habían establecido que podría causar lesiones precancerosas en ratas.

jug/mad/ahg/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente