Países europeos acuerdan repartirse los 131 migrantes del barco 'Gregoretti'

La Cruz Roja italiana atiende a varios centenares de migrantes sirios y norteafricanos rescatados por el buque de los guardacostas italianos 'Gregoretti' el 10 de enero de 2015 en la bahía de Corigliano

Varios países europeos llegaron a un acuerdo para el desembarco y el reparto de los 131 migrantes socorridos a bordo del barco italiano 'Gregoretti', que Roma no dejaba desembarcar, anunció este miércoles un portavoz de la Comisión Europea.

Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo e Irlanda, así como la iglesia italiana, se repartirán estos migrantes bloqueados desde hace días en un buque de los guardacostas italianos, el 'Gregoretti', en un puerto del sur del país, precisó el portavoz.

La Comisión no precisó la distribución final de los migrantes, pero más de la mitad deberían quedarse en Italia a cargo de la Iglesia.

Con este anuncio se concreta el acuerdo hecho público la semana pasada, de poner en práctica un "mecanismo de solidaridad" entre 14 países de la UE, que pasa por el desembarco previo de los migrantes en Italia y su posterior reparto entre los Estados que suscribieron dicho compromiso.

El ultraderechista ministro del Interior, Matteo Salvini, ya había permitido este lunes desembarcar a los menores a bordo del navío, pero condicionó la salida del resto de personas a un acuerdo redistribución entre los países de la UE.

Procedentes de Libia a bordo de dos embarcaciones, los guardacostas italianos socorrieron a unos 140 migrantes el pasado jueves, mismo día en el que otros 110 perdieron la vida o desaparecieron en un naufragio frente a las costas de Libia. Tras el rescate, fueron transferidos al 'Gregoretti', un navío de la marina italiana.