Los países en desarrollo piden cuentas a sus vecinos contaminantes del norte en la COP27

Los países en vías de desarrollo piden a los Estado ricos más contaminantes que paguen por el daño causado con sus emisiones. En sus discursos de cinco minutos, varios líderes pedían a sus vecinos del hemisferio norte que pagasen por las pérdidas y los daños que sufren sus países debido al cambio climático, especialmente, en el hemisferio sur del planeta.

Uno de estos líderes era el presidente de Kenia, William Ruto: "África contribuye con menos del 3% de la contaminación responsable del cambio climático, pero es la más afectada por la crisis resultante en África. Por ello, es justo y adecuado que esta conferencia tome las medidas necesarias para reconocer las necesidades y circunstancias especiales de África".

Mia Amor Mottley, la primera ministra de Barbados, cuyo país se ve cada vez más afectado por fenómenos meteorológicos extremos, fue uno de los muchos líderes que criticaron a las naciones industrializadas por fallar al mundo en desarrollo.

Mottley también citó la falta de ayuda del norte para contribuir a una transición hacia energías renovables: "Nuestra capacidad de acceder a coches eléctricos, o a baterías, o a paneles fotovoltaicos, está limitada por los países que tienen una presencia dominante y pueden producir por sí mismos. Pero el sur sigue estando a merced del norte en estas cuestiones".

Las naciones ricas prometieron previamente 100.000 millones de dólares al año a partir de 2020 a los países en desarrollo para ayudarles a aumentar la resiliencia y hacer más ecológicas sus economías, pero hasta ahora sólo se han alcanzado los 83.000 millones de dólares.