Países del TIAR aumentan presión contra gobierno de Maduro y aprueban sanciones

Por Lina VANEGAS
1 / 4
La canciller colombiana, Claudia Blum de Barberi (D), habla junto al secretario general de la OEA, Luis Almagro, durante una reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), en Bogotá el 3 de diciembre de 2019

Países signatarios del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aumentaron este martes la presión contra Venezuela al aprobar en Bogotá un abanico de sanciones que afectarán a allegados del presidente Nicolás Maduro.

Veintinueve personas, incluido Diosdado Cabello, número dos del oficialismo venezolano, enfrentarán sanciones económicas y "medidas de restricción de ingreso y tránsito" en los estados miembros del tratado, indicó un boletín de la cancillería de Colombia.

La Organización de los Estados Americanos (OEA), organismo depositario del acuerdo, publicó la lista de los sancionados y el acta de reunión con los puntos aprobados en la sesión plenaria.

"Es la primera lista que se ha presentado, esas 29 personas y sus familiares no van a poder abrir ninguna cuenta banquera (bancaria), en ninguno de los países, no van a poder pasar por los aeropuertos de esos países y hay varios otros que en la próxima reunión van a ser sancionados también", declaró a medios Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA.

Una fuente del organismo continental, consultada por AFP, precisó que "las sanciones dependerán siempre de los ordenamientos jurídicos" de cada país.

A la reunión, presidida por la canciller colombiana Claudia Blum, asistieron delegados de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Estados Unidos y el representante del opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por una cincuentena de países.

No se conocen los detalles de la discusión interna ni la posición de cada país al respecto.

El tramite que resultó en las sanciones comenzó el 23 de septiembre, cuando 16 de los 19 países miembros del TIAR resolvieron identificar entidades y personas asociadas al gobierno de Maduro involucradas en actividades ilícitas y vinculadas a redes de delincuencia organizada transnacional.

Durante el encuentro, el presidente de Colombia, Iván Duque, pidió más firmeza contra lo que considera "una amenaza a toda una región", pero descartó el "uso de la fuerza".

- Reunión de "fantoches" -

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, no tardó en reaccionar.

"Ha fracasado la reunión del TIAR. Ha sido una reunión de fantoches, de payasos", exclamó en una alocución transmitida de forma obligatoria por radio y televisión.

Estados Unidos, que encabeza la campaña internacional para sacar del poder al mandatario venezolano, a quien considera un dictador, ya había impuesto medidas punitivas contra más de un centenar de funcionarios y exfuncionarios de Venezuela, incluido Maduro y cerca de 80 entidades. Cabello enfrenta además una acusación por narcotráfico en ese país.

Colombia, que secunda a Estados Unidos en el cerco diplomático contra Maduro, también prohibió en enero la entrada del mandatario y 200 de sus "colaboradores" al país.

Maduro tildó de "imbécil" a Duque y cuestionó su preocupación por Venezuela cuando enfrenta una ola de protestas, que ya completa trece días de manifestaciones en rechazo a su gobierno.

- Dardos de parte y parte -

Duque también sacó sus dardos y aseguró que los "cabecillas más representativos" del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla de Colombia, se refugian en Venezuela con "el auspicio de la dictadura" de Maduro.

Además, recordó de los cerca de 4,5 millones de personas que huyeron de Venezuela, 1,4 millones están en Colombia.

Pero el mandatario venezolano insiste en que Bogotá se vale de "falsos positivos (montajes)" para desatar un conflicto armado en la frontera e invadir al país petrolero con ayuda de Washington.

Bajo el TIAR, también conocido como Tratado de Rio por su adopción en esa ciudad en 1947, los cancilleres pueden tomar medidas que van desde la ruptura de las relaciones diplomáticas hasta el empleo de la fuerza armada.