Los países bálticos acuerdan restringir la entrada de turistas rusos de forma coordinada

·1 min de lectura
Los países bálticos acuerdan restringir la entrada de turistas rusos de forma coordinada

Los países bálticos llegan a un acuerdo de principios para restringir la entrada de turistas rusos y bielorrusos. Los ministros de Exteriores de Letonia, Estonia y Lituania, reunidos con sus homólogos nórdicos en la localidad lituana de Kaunas, han decidido coordinar las medidas, pero las reglas a aplicar serán nacionales.

La coordinación es fundamental

Entrarán en vigor a mediados de este mes.

"Las decisiones nacionales son efectivas cuando están coordinadas y armonizadas" resaltaba el ministro lituano Gabrielius Landsbergis. "En otras palabras, aplicamos las mismas reglas en todos los Estados. Así una persona que ha intentado entrar en un país y no fue admitida, no debería poder conducir doscientos kilómetros al norte o al sur y conseguir cruzar la frontera".

"Es una provocación ver turistas rusos"

Recientemente la Unión Europea anunció la suspensión del acuerdo de visados firmado en 2007 con Moscú, lo que encarecerá y dificultará notablemente los procedimientos de solicitud; pero para los Estados vecinos de Rusia la medida se queda corta.

"Creo que es una provocación ver a turistas rusos, por ejemplo, en las playas de Europa o en los cafés de las capitales europeas cuando están bombardeando ciudades ucranianas y matando a civiles y cometiendo crímenes de guerra", ha asegurado el ministro de Exteriores danés Jeppe Kofod.

Los países bálticos comenzarán prohibiendo la entrada a ciudadanos rusos con visados Schengen, aunque aplicarán excepciones, entre otras, por razones humanitarias o familiares. Los países limítrofes con Rusia han constatado un aumento de los cruces de frontera, que el ministro de Exteriores estonio compara con una invasión.