¡Nos vamos de pícnic! Ideas y trucos para disfrutar al aire libre

Buen tiempo, ‘Fase 1’ o ‘Fase 2’ en casi toda España, poder ver a la familia, los amigos…quizá una de las mejores opciones para disfrutar de estos momentos tan esperados es organizar un día de pícnic. Tu terraza, la azotea, un parque, una zona verde, el campo… pueden ser algunos de los lugares perfectos para este planazo. Tanto si es la primera vez que lo organizas como si ya eres un profesional de esto, vamos a darte una serie de ‘tips’, trucos y recetas para pasar un día de pícnic inolvidable. Eso sí vete olvidando del táper grasiento o de los filetes empanados (que también nos gustan) vamos a proponerte algunas ideas fresquitas para que no precisen de cubiertos y apenas platos y te hagan disfrutar de un fantástico día de pícnic.

  1. EL MANTEL. Si no hay mantel de cuadros no es un pícnic en condiciones. A cuadros rojos o azules son los manteles por excelencia para estas ocasiones. Importante también que sea grande para que quepa todo el mundo.
  2. LA CESTA. Una  cesta de mimbre es un ‘must’ no sólo porque queda muy ‘cool’ sino porque el mimbre es ligero y además permite que los alimentos estén aireados y frescos. También puedes optar por la típica nevera de asas pero... no es lo mismo.
  3. PLATOS, VASOS Y CUBIERTOS. Pensemos en el planeta un poquito así que si son desechables mucho mejor, así podremos reciclarlos una vez utilizados y además nos olvidaremos de que, si utilizamos cristal, se nos pueda romper algo.
  4. BOLSAS DE BASURA. Imprescindible. No hace falta explicarte por qué ¿verdad?
  5. EL PAN. En ¡Hola! Cocina somos muy panarras y si puedes acompañar tu cesta de pícnic con un buen pan hecho en casa mucho mejor. No hay nada comparable a disfrutar de un buen pan recién hecho y más si lo hemos elaborado con nuestras propias manos. 
  6. LA COMIDA. La mejor forma de llevar la comida a un pícnic es en tápers herméticos así, además de conservarse en mejor estado, si llevan algo de líquido no se derramará.

Y ahora vamos a lo importante, las fáciles recetas que puedes preparar en casa: de picoteo, sandwiches, bocadilos, untables, no pueden faltar las ensaladas de pasta, fresquitas y sencillas. El gazpacho que ya empieza a apetecer y para terminar una saludable fruta ya lavada y si es de temporada mejor que mejor: cerezas, albaricoques, nisperos, o los siempre apetecibles melón y sandía, o una buena tabla de quesos que nunca sobra. 

No te olvides de la bebida, hay que estar bien hidratado en todo momento así que lleva agua, zumos y siempre puedes brindar con un vasito de vino que ya cada vez queda menos para tener una vida, más o menos, normal.

Ensalada de orejitas de pasta y verduras

Esta receta es ideal para meter en un tupper y llevártelo a la oficina o de picnic al campo y a la playa. La puedes preparar con antelación y dejarla enfriar en la nevera hasta que vayas a comerla. Se recomienda no congelar la pasta, así que es mejor que la consumas pronto. Y se recomienda que la vinagreta la incorpores al momento de comer, para que los ingredientes no se queden correosos y blandengues.

VER RECETA

ensalada-pasta

Gazpacho de zanahorias

Seguro que lo has probado de cerezas, fresas, remolacha, sandía... y es que el gazpacho es una receta que podemos hacer con multitud de otros ingredientes vegetales: tanto frutas como verduras y hortalizas. Esta vez probamos con zanahoria como base principal. No le ponemos ajo, cebolla ni vinagre porque buscamos una opción más suave y perfecta para un día de pícnic.

VER RECETA

receta-gazpacho-zanahoria

Sándwiches rellenos de ensaladilla de yogur

En lugar de comprarlos ya hechos, anímate a hacer tus propias versiones de sándwiches. Es una opción mucho más saludable y económica y a la que podrás aplicar toda tu creatividad e ingenio culinarios. Te proponemos hacer un sádnwich relleno de una ensaladilla a base de yogur, pepino, rábano, queso feta y pistachos, ¡una combinación escandalosamente buena y saludable, prúebala!

VER RECETA

sandwiches-ensaladilla

Quiche de guisantes y beicon

La quiche es una tarta salada que lleva básicamente huevos, nata y una base de hojaldre. Esta receta francesa puede incorporar ingredientes de todo tipo en su masa. En esta receta nos decantamos por guisantes y beicon. Caliente está deliciosa, pero templada e, incluso fría, también. Así que es perfecta para un pícnic.

quiche-guisantes

Sándwiches de pollo al curry

Anímate a superar el sándwich mixto y el vegetal con recetas como esta que te proponemos. Usaremos rebanadas de pan integral que vamos a rellenar de pollo al curry con pepino y lechuga. ¡Una maravillosa alternativa para darle color y sabor a tus meriendas o cenas que no se tarda ni media hora en hacer!

VER RECETA

sandwiches-curry

Ensalada de alubias con tomates secos y atún

El mundo de las ensaladas va mucho más allá de la lechuga como ingrediente base. Podemos convertir esta receta en un plato de lo más completo nutricionalmente añadiendo otros elementos como pasta, legumbres, conservas, etc. Aquí optamos por unas judías de la variedad canela, atún de lata, tomate y cebolla.

VER RECETA

ensalada-alubias

Samosas griegas de queso feta con higos, espinacas y almendras

La samosa es una empanadilla típica de la cocina del sur de Asia a cuyo relleno, en este caso, le vamos a dar un toque griego por el uso de las espinacas y el queso feta. Su masa es muy similar a la pasta filo que como ya se encuentra muy fácilmente en el mercado, es la que vamos a usar para esta receta. ¡Manos a la obra!

VER RECETA

samosas

Sándwiches dulces de manzana y queso

Alegra tus sándwiches con recetas como esta a la que le vamos a aportar un toque ligeramente dulce. Está deliciosa y tiene la ventaja de que es muy rápida y muy fácil de hacer, además de que utiliza ingredientes que solemos tener en nuestra despensa sin necesidad de salir a comprarlos. La manzana es perfecta pero si quieres sustituirla por pera o plátano, por poner dos ejemplos, el sándwich te quedará igual de rico.

VER RECETA

sandwiches-dulces