Pérez-Reverte explica la polémica que se formó por este vídeo durante la Feria del Libro

·3 min de lectura
El vídeo de la polémica que vivió Arturo Pérez-Reverte. (Photo: Twitte)
El vídeo de la polémica que vivió Arturo Pérez-Reverte. (Photo: Twitte)

El escritor Arturo Pérez-Reverte visitó este jueves El Hormiguero para promocionar su nuevo libro, El italiano, y aclaró la polémica que le ha acompañado en las últimas semanas.

Para su firma de libros en la Feria del Libro, el escritor y periodista tuvo una azafata que le limpiaba los ejemplares de los lectores para que fueran firmados. Después de dejar su dedicatoria, la mujer volvía a limpiarlos para devolverlos a sus propietarios.

Esta escena fue grabada y difundida en redes sociales, en las que Pérez-Reverte fue duramente criticado. “Cuando eres un escritor de verdad tienes una azafata que te limpia los libros que firmas”, publicó un tuitero junto al vídeo, que ya supera las 300.000 reproducciones.

Anoche en El Hormiguero, el protagonista explicó la situación. Detalló que, al tener una inmensa cantidad de lectores que se acercan a su puesto para que les firme el libro y hablar con él, la propia Feria del Libro le puso una azafata para evitar contagios.

“La Feria del Libro dijo que para que no fuera una fuente de contaminación y no transmitiera el virus de unos a otros iban a poner una azafata para que limpie los libros. De esta forma, cada uno que me llegaba estaba limpio y cuando se lo llevaban también. Así dejaba de ser un foco de transmisión”, aseguró Pérez-Reverte, que reconoció que estuvo sin pie y sin mascarilla.

Desde Twitter, como contó el escritor, le llamaron “elitista”, “señorito” o le dijeron que “el éxito se le ha subido a la cabeza”.

″¿Qué hay que hacer ante estas cosas? ¿Lo explico en Twitter o se van al carajo? Se van al carajo”, dijo rotundo, que señaló que el patrimonio que le ha dejado su vida es poder plantearse la pregunta de para qué explicar situaciones como esta.

Pérez-Reverte profundizó y definió las redes sociales. “El problema es mucho más grave. Una cosa es el humanismo, el ser humano ha tenido un proceso intelectual complejo que nos ha llevado hasta donde estamos, pero ahora con la religión, los Dioses y el cristianismo muertos, que bien muertos están, los hemos sustituido por otras religiones modernas menos fiables, es decir, hemos cambiado el humanismo por el humanitarismo, somos filántropos”, comenzó a explicar.

El escritor comentó que hoy en día se quiere que el mundo sea un lugar maravilloso de pajaritos, nubecitas azules y gente que se besa en la boca tiernamente. “Pensamos que lo podemos exportar a la Rusia de Putín, a China, al África del hambre o al mundo árabe del del islam y no, pero es nuestra nueva religión”, prosiguió.

Por ello, han aparecido apósteles e inquisidores que usan las redes para acechar y dictar dogmas: “Si no cumples con eso eres un hereje y debes ser machacado, silenciado, aniquilado. En España al enemigo no basta con vencerlo, hay que aniquilarlo, callarlo, cegarlo y que sus hijos se exilien para que desaparezca su memoria, eso son las redes sociales”.

Para combatir contra este uso de las redes, Pérez-Reverte destacó la cultura y la educación. Con ella, tal y como describió, el usuario sabrá que “un tuit no es el Evangelio y que un tipo que nos está manipulando no es Dios ni el Profeta”.

“Esa represión, que ya se da en el colegio a niños y niñas que quieren ser individuos, está dejando a gente inocentemente analfabetas en manos de fanáticos de las redes. Está cambiando el panorama de todo y está creando unas referencias morales y virtudes absolutamente perversas y nocivas”, sentenció.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente