Pérez cree que el proceso electoral en Ecuador "está lleno de anomalías"

Riobamba (Ecuador), 21 feb (EFE).- El candidato presidencial indígena ecuatoriano, Yaku Pérez, consideró este domingo que el proceso electoral de su país "está lleno de anomalías" y cuestionó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) haya proclamado resultados preliminares supuestamente sin atender los reclamos planteados.

"No sabemos por qué proclama los resultados sin haber atendido las reclamaciones que ha presentado Pachakutik" de miles de actas que consideran que tenían irregularidades, indicó en declaraciones a la prensa.

En la madrugada de este domingo, en una sesión del pleno, el CNE aseguró haber atendido todas las reclamaciones de diversos políticos y movimientos, entre ellos Pachakutik, tras lo cual proclamó los resultados finales preliminares.

Según los datos del CNE, el correísta Andrés Arauz y el centroderechista Guillermo Lasso pasaron a una segunda vuelta prevista para el 11 de abril, aunque los candidatos aún pueden interponer algunos recursos.

De acuerdo al CNE, Arauz, de la alianza Unión por la Esperanza, consiguió el 32,72 % de votos (3.033.753), mientras que Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO), obtuvo 19,74 % (1.830.045 votos), y Pérez, del movimiento Pachakutik, alcanzó el 19,39 % (1.797.445).

Según el CNE, Lasso finalmente superó en votos a Pérez, que durante varios días mantuvo la delantera en el escrutinio, que desde el inicio marcó el triunfo de Arauz en primera vuelta.

MARCHA INDÍGENA CONTINÚA

La proclamación ocurrió a la madrugada, pocas horas después de conocerse que la Fiscalía busca recolectar el contenido digital de la base de datos que administra el sistema informático electoral, y que la Contraloría pretende realizar una auditoría al mismo.

"Sesionan (los vocales del CNE) a las 02.30 y proclaman los resultados y sin dar paso (a las reclamaciones). Ahí sigue oliendo mal, es decir, este proceso electoral está lleno de irregularidades, lleno de anomalías. Inició mal y va a terminar mal", vaticinó Pérez.

Comentó que "el CNE podrá declarar resultados electorales fraudulentos, mas los verdaderos resultados están en el corazón de los ecuatorianos que apoyaron un nuevo proyecto político que recoge los sueños de un Ecuador digno y honesto".

El candidato indígena ha participado este fin de semana en una caminata que avanza desde el sur del país para concentrarse el próximo martes, en Quito, contra lo que consideran un fraude.

Pérez insistió en que la marcha, que se inició en demanda del recuento de la totalidad de los votos de la provincia del Guayas, y del 50 % de otras 16, llegará a Quito, "para ponerle fuerza a la impugnación, para ponerle fuerza en la resistencia".

"La marcha a Quito es para la denuncia contra los que nos hicieron fraude y es para exigir transparencia, y para demostrar que tenemos una legitimidad, y que somos un movimiento con una reserva moral que otros no la tienen", anotó.

Alrededor de Pérez, sus seguidores coreaban: "El voto del pueblo se debe respetar, no permitiremos el fraude electoral".

ALERTA Y EXHORTO

La Defensoría del Pueblo de Ecuador ha monitoreado el desarrollo de las elecciones generales del pasado 7 de febrero, y en este contexto, este domingo expresó su "alerta y preocupación frente a la serie de acontecimientos presentados" en el escrutinio para determinar los binomios presidenciales finalistas.

"Las proyecciones del conteo rápido determinaron un empate técnico entre dos de las candidaturas que disputan su ingreso a la segunda vuelta electoral, generando expectativas en los adherentes a dichos binomios e incertidumbre en la ciudadanía", recordó.

Y añadió que "la proclamación de los resultados oficiales presenta una estrecha diferencia entre los binomios que disputaron el segundo lugar, por lo que, es necesario que se atiendan y resuelvan todos los reclamos administrativos o judiciales que legalmente sean presentados".

En un comunicado señaló que es crucial que los candidatos actúen de forma responsable, presentando y argumentando reclamos legítimos y enmarcados en la normativa establecida para el efecto.

Por ello, frente a las marcha que llegará a Quito, donde se les unirán los sindicatos y otros grupos sociales, recordó que la manifestación pública "es un mecanismo válido de expresión democrática, que debe ser ejercido en forma pacífica".

La Defensoría mostró su preocupación porque "autoridades ajenas al proceso electoral han hecho públicas acciones con las que se podría intervenir en el proceso electoral", por lo que exhortó al CNE que permita el acceso público al ciento por ciento de las actas de escrutinio de las juntas receptoras del voto.

Además, que se atiendan todos los recursos a los que haya lugar, de manera que se garantice la transparencia del proceso electoral.

A los candidatos, actores políticas, autoridades y a la ciudadanía, les exhortó a acatar los resultados oficiales del proceso electoral anunciados "por la única entidad acreditada para el efecto, el CNE, garantizando la paz social, la convivencia democrática y el respeto al orden constituido".

Asimismo, exhortó a las autoridades ajenas al proceso electoral a evitar interferir, directa o indirectamente, en el desarrollo del mismo ni en el funcionamiento de los órganos electorales.

(c) Agencia EFE