La pérdida de actividad por el confinamiento en Francia ronda el 35 %

París, 26 mar (EFE).- La pérdida de actividad económica en Francia por las medidas para afrontar la crisis del coronavirus, y en particular por el confinamiento de la población, se sitúa en torno al 35 % respecto a lo que sería normal, afirmó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

En un comunicado en el que insistió en que todos sus cálculos son estimaciones por las circunstancias excepcionales en que se han llevado a cabo la recopilación de datos y sus cálculos, el INSEE señaló que un confinamiento de un mes acarrearía una caída de tres puntos porcentuales del producto interior bruto (PIB) anual.

Por el lado de la producción, el desplome de la actividad es particularmente severo en la construcción (89 %) y en la industria, si se excluye el sector agroalimentario (52 %), así como en los servicios abiertos a la competencia (36 %).

El descenso es mucho más suave en la agricultura y en la industria agroalimentaria, del 4 %.

Por lo que respecta al consumo de los particulares, el instituto estadístico calcula que se sitúa en torno al 35 % y señala descensos de entre el 90 y el 100 % para el material de transporte, el textil y el vestido y de alrededor del 55 % en los servicios de restauración, alojamiento y transportes.

Frente a eso, se ha mantenido el consumo de agua y electricidad e incluso ha aumentado el de productos farmacéuticos (5 %) y el de alimentos y productos agroalimentarios (6 %).

El INSEE explicó que el clima de negocios en marzo perdió 10 puntos, lo que significa la mayor baja mensual desde que se creó la serie en 1980, y se quedó en 95 puntos, es decir netamente por debajo del nivel 100 que marca la media de largo plazo.

La caída es de 14 puntos en los servicios, de 13 en el comercio minorista, de 5 en el comercio mayorista y de 3 en la industria.

Las autoridades decretaron a partir del pasado 17 de marzo el confinamiento obligatorio en Francia, donde hasta el miércoles se tenían registrados 25.233 casos declarados del COVID-19, con 1.331 muertos, 231 más que la víspera.

(c) Agencia EFE