Se oye un golpe, se para la sesión y todos miran a Baldoví, que deja un gesto inequívoco

·1 min de lectura

Curioso momento el que se ha vivido este jueves en el Congreso de los Diputados mientras intervenía la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Mientras la dirigente hablaba, se ha escuchado un fuerte estruendo en el hemiciclo que ha provocado murmullos entre los diputados presentes. Acto seguido, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha tenido que pedir silencio pero las miradas de todos los políticos iban dirigidas a Joan Baldoví.

“Perdón. Señora vicepresidenta, un momento. Les pido silencio por favor”, ha dicho Batet mientras el resto de señorías gritaba. “No le ha pasado nada al señor Baldoví, no se preocupen”, ha añadido la presidenta del Congreso ante las risas de los otros diputados.

“Les pido silencio”, ha dicho de nuevo Batet. En ese instante, la cámara ha enfocado al diputado de Compromís que se reía y pedía perdón en un gesto con las manos a la tribuna.

Después, Ribera ha podido continuar, no sin antes tener que escuchar otra advertencia de la presidenta del Congreso: “Señorías, cuando lo consideren oportuno seguimos con la sesión”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente