Aumenta tensión en Costa de Marfil tras controvertida reelección de Ouattara

Patrick FORT, David ESNAULT
·3 min de lectura
El candidato independiente Kouadio Konan Bertin, en una rueda de prensa en Abiyán, Costa de Marfil, el 3 de noviembre de 2020

Aumenta tensión en Costa de Marfil tras controvertida reelección de Ouattara

El candidato independiente Kouadio Konan Bertin, en una rueda de prensa en Abiyán, Costa de Marfil, el 3 de noviembre de 2020

La controvertida reelección para un tercer mandato del presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha aumentado la tensión en el país: el gobierno acusó de complot a la oposición, que tras haber boicoteado los comicios quiere formar un gobierno de transición.

Por la tarde, la residencia en Abiyán del líder opositor, Henri Konan Bédié, fue rodeada por las fuerzas de seguridad. Un centenar de agentes lanzaron gases lacrimógenos para dispersas a los periodistas y militantes e impedir una rueda de prensa que debía dar la oposición.

En el interior, los hombres encargados de la seguridad de Bédié se prepararon con kalashnikovs para defenderle.

"Estamos aquí para proteger a nuestro presidente Bédié", confesó a la AFP un joven militante del partido PDCI, que insultaba a la policía.

El martes a mediodía, el ministro de Justicia, Sansan Kambile, acusó a la oposición de "complot contra la autoridad del Estado" e indicó que recurrió a la justicia para "llevar a los tribunales a los autores y cómplices de estas infracciones", entre las que figura la violencia que salpicó el proceso electoral antes y durante los comicios, provocando unos 40 muertos.

Según los resultados provisionales proclamados este martes por la Comisión Electoral Independiente (CEI), el índice de participación fue del 53,90%.

Alassane Ouattara, de 78 años, fue reelegido para un tercer mandato con el 94,27% de los votos en la primera vuelta. El candidato independiente Kouadio Konan Bertin (KKB) quedó segundo con 1,99% de los sufragios, por delante de dos candidatos que llamaron al boicot, el expresidente Henri Konan Bédié (1,66%) y el ex primer ministro Pascal Affi N'Guessan (0,99%).

KKB "felicitó" el martes al presidente por su reelección y llamó a celebrar una "conferencia nacional" por la "paz y la reconciliación".

La oposición, que no reconoce a Ouattara como presidente, anunció el lunes que iba a formar un gobierno de transición, lo que hace temer nuevos enfrentamientos en el país, primer productor mundial de cacao, y que se halla en una región golpeada por los ataques yihadistas en el Sahel.

- Otra crisis postelectoral -

Las tensiones se iniciaron en Costa de Marfil en agosto cuando Ouattara --que fue elegido en 2010 y reelegido en 2015-- defendió que la aprobación de una nueva Constitución en 2016 le permitía presentarse por tercera vez, aunque la carta magna establece un límite de dos mandatos.

La oposición pidió el domingo una "transición civil" y "la movilización general de los marfileños para que detengan la dictadura y el abuso de poder del presidente saliente".

En cambio, el partido en el poder advirtió contra "cualquier intento de desestabilización".

Costa de Marfil ya vivió entre 2010 y 2011 una grave crisis postelectoral, en la que murieron unas 3.000 personas y que estuvo originada por la negativa del entonces presidente Laurent Gbagbo de abandonar el poder en beneficio del propio Ouattara.

La Unión Europea (UE) "toma nota del anuncio de los resultados provisionales" y expresó este martes su "profunda preocupación por las tensiones, provocaciones e incitaciones al odio que han prevalecido y aún persisten en el país".

Tras las elecciones del pasado sábado, la tensión no ha dejado de aumentar en el país y cuatro personas de una misma familia murieron el domingo en el incendio de una casa en la localidad de Toumodi (centro).

En total, al menos nueve personas murieron durante los múltiples incidentes del fin de semana, según un balance parcial de la AFP.

Por su lado, la ONU expresó este martes su preocupación por el flujo de unos 3.200 ciudadanos de Costa de Marfil que han huido a otros países vecinos para escapar de la violencia.

Estos refugiados, "en su mayoría mujeres y niños" han llegado a Liberia, Ghana y Togo, procedentes de Costa de Marfil, explicó la Agencia de la ONU para los Refugiados en una reunión con la prensa en Ginebra.

pgf/de/blb/ahg/me/es/bc/mb