La OTAN reforzará su flanco oriental con más tropas y más equipo pesado frente a Rusia

·2 min de lectura
Tropas de la OTAN. (Photo: EFE)
Tropas de la OTAN. (Photo: EFE)

Tropas de la OTAN. (Photo: EFE)

La OTAN ha concluido este jueves su última reunión ministerial antes de la cumbre aliada de Madrid, dentro de dos semanas, en la que dejaron delineados sus planes de disuasión y defensa frente a la amenaza de Rusia en el este de Europa, donde prevén más equipos pesados desplegados y refuerzos de tropas “preasignadas”.

El nuevo modelo de fuerzas es una de las respuestas de la Alianza para dar seguridad a sus miembros frente a la agresión rusa en Ucrania, y será uno de los temas clave junto con el de la financiación militar en la cita de Madrid.

Jens Stoltenberg, jefe de la OTAN, ha explicado que en Madrid los líderes aliados acordarán un nuevo “Concepto Estratégico” que guíe la acción de la OTAN en la próxima década, en el que se establecerá su posición respecto a Rusia, los retos emergentes y, por primera vez, China.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ya ha confirmado que participará en la cumbre aunque  no se ha definido aún si será de forma presencial o telemática.

El nuevo modelo frente a Rusia

En esta ministerial los aliados han dado forma a un nuevo modelo de fuerzas para dar más seguridad a los aliados del este de Europa, y se espera que los aliados anuncien sus aportaciones al mismo durante la cumbre.

Alemania ya ha dicho que está dispuesta a enviar material adicional y a “preasignar” fuerzas específicas para Lituania.

Y es que esa es una de las cualidades de este nuevo modelo de refuerzo de la OTAN: no todas las tropas o fuerzas se desplegarán, sino que parte de ellas lo harán y podrán realizar ejercicios y otra parte “estará en el país de origen pero lista para desplazarse rápidamente si es necesario” al aliado de cuya defensa es responsable, indicó Stoltenberg.

El nuevo modelo de fuerza también se basa en incrementar la presencia avanzada “con más operaciones de combate”, indicó el secretario general.

En ese sentido, subrayó que ya se ha aumentado la presencia en el este con el despliegue de batallones multinacionales en Rumanía, Eslovaquia, Bulgaria y Hungría, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

El político noruego detalló que otro elemento de la nueva política de defensa consistirá en el preposicionamiento de equipos pesados.

De ese modo, si se produjera una agresión contra el flanco oriental de la OTAN, parte del equipamiento ya estaría en los países del este y solo tendrían que desplazarse los militares, lo cual resultaría más fácil y ágil.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente