La OTAN incrementa maniobras y compra de armamento

·1 min de lectura

Ejercicios de las marinas de Finlandia y Estados Unidos. Una exhibición que se produce después de que el Senado de Washington votara casi por unanimidad la ratificación de la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN.

Aunque Finlandia lleva treinta años participando en maniobras combinadas con la OTAN, los ejercicios conjuntos se han intensificado tras la invasión rusa de Ucrania.

Es la primera vez que el portahelicópteros de asalto USS Kearsarge navega en aguas finlandesas.

Coordinación de equipos y compra de armamento son parte de los requisitos inmediatos de incorporación de Finlandia y Suecia a la OTAN.

Esta semana el ejército de Polonia se adiestra en el manejo de los tanques estadounidenses Abrams.

Polonia ha contratado la compra de 250 tanques de ellos en un movimiento de refuerzo militar ante lo que denomina "una amenaza rusa".

En la última cumbre de la OTAN en Madrid, su secretario general, Jens Stoltenberg, aseguró que la organización militar se enfrenta a una nueva realidad en materia de seguridad y que necesitaba reajustar su disuasión y defensa a largo plazo.

Algo que se traduce en encargos continuados a la industria armamentistica y empresas de suministros paralelas que desde la invasión de Ucrania han revitalizado su cartera de pedidos.