La OTAN incrementa expectativa de gasto en Defensa antes de cumbre de Londres

EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Bruselas, 29 nov (EFE).- La OTAN revisó este viernes al alza sus expectativa de gasto en Defensa para los próximos años, una reivindicación de Estados Unidos, días antes de la cumbre de líderes que celebrará en Londres los próximos 3 y 4 de diciembre para conmemorar el 70 aniversario de su fundación.

"Puedo anunciar que el gasto acumulado en Defensa para finales de 2024 será de 400.000 millones de dólares" (363.720 millones de euros), dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa de acuerdo con los planes de Defensa remitidos por los países a la organización.

"Es un avance sin precedentes y hace a la OTAN más fuerte", recalcó Stoltenberg, que ha revelado estos datos unos días antes de la cumbre de Londres en la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comprobará si sus socios están cumpliendo con su compromiso de invertir el 2 % de su PIB en Defensa para 2024.

Stoltenberg recalcó que éste es el quinto año consecutivo de crecimiento en la inversión militar entre los aliados europeos y Canadá, y que su incremento real previsto para 2019 es del 4,6 %.

Destacó además que, el próximo año, los europeos y Canadá habrán hecho un gasto en Defensa acumulado desde 2016 de 130.000 millones de dólares (118.209 millones de euros), por encima de los 100.000 que se preveían.

El mayor gasto en Defensa "no es por complacer" a Trump, aseguró Stoltenberg, quien recalcó que "es importante para EEUU pero también para toda la Alianza", que esta misma semana firmó además un contrato de 1.000 millones de dólares con el gigante aeronáutico estadounidense Boeing para modernizar su flota de aviones de vigilancia AWACS.

Además de hablar de un reparto más justo de las cargas, los líderes aliados tomarán decisiones sobre mejoras en la disponibilidad de sus fuerzas, reconocerán el espacio como un medio de operaciones y actualizarán su plan de acción contra el terrorismo, según Stoltenberg.

Precisamente el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha pedido que la Alianza esté más centrada en la lucha antiterrorista después de abrir de facto el debate sobre la gestión política de la organización al decir que se encontraba "en muerte cerebral".

Stoltenberg dejó claro que es importante que la OTAN atienda a todas las amenazas, no solo la terrorista sino también a la rusa, ya que pese a reconocer que ningún aliado ha sido atacado por Moscú sí que lo han sido vecinos como Ucrania o Georgia.

"Es obvio que es más fácil ser secretario general de la OTAN cuando todos los aliados están de acuerdo", dijo Stoltenberg, quien aseguró que su trabajo consiste en que, "pese a las diferencias", la Alianza pueda seguir proporcionando "una defensa y disuasión creíbles".

"Esa es mi estrategia: si no podemos resolver nuestras diferencias en algunos asuntos, que al menos nos aseguremos de que no minan la labor de la OTAN", apuntó.

Los aliados hablarán asimismo en su reunión del control de armas después del fracaso del tratado de reducción de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF), que primero incumplió Rusia según Washington y luego abandonó EEUU con el apoyo de sus socios de la OTAN.

Stoltenberg insistió en que la respuesta al incumplimiento ruso será "defensiva, comedida y coordenada", a la vez que dejó claro en todo caso que la Alianza mantendrá su "doble vía" con Moscú: una fuerte posición de defensa y disuasión mientras sigue abierto el diálogo.

Sí que recordó que "la disuasión nuclear de la OTAN sigue siendo la máxima garantía para Europa".

Por lo que respecta a la iniciativa de disposición de la OTAN, que prevé que 30 batallones, 30 escuadrones aéreos y 30 barcos de combate estén listos en 30 días, Stoltenberg apuntó que ya está diseñado el 90 % de esas fuerzas y confió en que los líderes hagan nuevos anuncios en Londres.

Además de repasar las actuales misiones aliadas, como la de Afganistán, los líderes tratarán también "las implicaciones" de la pujanza internacional de China.

"Los aliados tienen que tener en cuenta la significativa modernización del Ejército chino, su mayor presencia desde el Ártico hasta los Balcanes y en el ciberespacio", apuntó Stoltenberg, quien hizo también hincapié en sus grandes inversiones en infraestructura.

En ese contexto, los aliados aprobaron recientemente unos requisitos en el ámbito de las telecomunicaciones, incluidas las futuras redes 5G, a fin de "incrementar nuestra resiliencia ante diversos retos" de seguridad para infraestructuras críticas.

Rosa Jiménez