La OTAN cree que Rusia no planea atacarla pero la culpa del incidente en Polonia

Bruselas, 16 nov (EFE).- La OTAN rebajó este miércoles la tensión creada después de que un misil, "probablemente" de las defensas antiaéreas ucranianas, matara a dos personas en Polonia y aseguró que Rusia "no está preparando" un ataque contra el territorio de la Alianza, aunque responsabilizó a Moscú de lo ocurrido.

"No tenemos indicios de que esto haya sido el resultado de un ataque deliberado y no tenemos indicios de que Rusia esté preparando acciones militares ofensivas contra la OTAN", afirmó Stoltenberg en una rueda de prensa tras una reunión de emergencia del Consejo del Atlántico Norte, el principal órgano de toma de decisiones de la organización.

El análisis preliminar de la OTAN "sugiere que el incidente fue probablemente causado por el misil de defensa aérea ucraniano disparado para defender el territorio ucraniano contra los ataques de misiles de crucero rusos", indicó.

Stoltenberg pidió en todo caso esperar a los resultados de la investigación que está en curso e hizo hincapié en que, aunque "hay que reaccionar rápido", también hay que "mantener la calma y evitar una escalada".

El político noruego subrayó que la OTAN está preparada para incidentes así y "garantizar que, si ocurren, no escapan al control".

Los embajadores de los treinta aliados fueron informados de la situación por el comandante supremo de la Alianza para Europa (SACEUR), el general estadounidense Christopher G. Cavoli, así como por el embajador polaco.

En la reunión, los aliados ofrecieron sus condolencias por la muerte de dos personas en el incidente y expresaron su “firme solidaridad con nuestro valioso aliado Polonia”, dijo Stoltenberg, quien pidió a Rusia “detener esta guerra sin sentido”.

RESPONSABILIDAD DE RUSIA

Stoltenberg recordó que la explosión de este martes en una localidad polaca cercana a la frontera con Ucrania “tuvo lugar mientras Rusia lanzaba una ola masiva de ataques con cohetes” en toda ese país.

Pese a que consideró que este incidente "no tiene las características de un ataque", aseguró que la "última responsabilidad" la tiene Rusia, por haber iniciado la guerra “ilegal” contra Ucrania, y que Kiev "no es culpable".

"Los aliados de la OTAN no forman parte del conflicto en Ucrania", enfatizó el secretario general, que aclaró que los países de la Alianza ayudan al país agredido "en su derecho a la autodefensa".

Aseguró que la "máxima prioridad" de la OTAN "ahora es proporcionar más sistemas de defensa aérea para Ucrania”, y celebró que cada vez más países -entre ellos mencionó a España- estén proporcionando a Kiev avanzados sistemas de misiles antiaéreos.

MANTENER LA CALMA

Stoltenberg explicó que en la noche del martes habló ya con el presidente polaco, Andrzej Duda, y con el presidente estadounidense, Joe Biden, con quienes coincidió en que “debemos mantener la vigilancia, la calma y una estrecha coordinación”.

“Seguiremos consultando y vigilaremos la situación muy de cerca. La OTAN permanece unida y siempre haremos lo necesario para proteger y defender a todos los aliados”, recalcó.

La situación, afirmó Stoltenberg, "demuestra los peligros conectados con la guerra en Ucrania".

Preguntado por si han mantenido contactos, incluidos a nivel técnico, con Rusia en las últimas 24 horas, señaló que tienen canales abiertos para comunicarse "de diferentes maneras", tanto desde la OTAN como desde los países aliados, pero afirmó que no podía "entrar en detalles" de los contactos exactos en las últimas horas.

Stoltenberg recordó que la vigilancia y las defensas aéreas de la OTAN funcionan permanentemente, 24 horas al día, pero no entró en detalles cuando fue preguntado por si el misil ruso presuntamente derribado por las defensas aéreas ucranianas y que causó el incidente en Polonia las activó.

El político noruego volvió además a criticar a China por "compartir gran parte de la narrativa rusa" sobre la guerra, y pidió a Pekin que condene "claramente" la invasión, que es "una violación flagrante del derecho internacional y de la soberanía e independencia territorial de Ucrania”.

Soltenberg se mostró convencido de que "muy probablemente, esta guerra, acabará, en algún momento, en una mesa de negociación", si bien subrayó que "el resultado de esas negociaciones, está ligado, fundamentalmente, a la fuerza en el campo de batalla”.

Por eso, “la mejor forma en la que podemos garantizar la probabilidad de una solución pacífica negociada es apoyar a los ucranianos en el campo de batalla", apuntó.

(c) Agencia EFE