La OTAN se queda corta en su balance: 73 años de existencia y menos de 20 operaciones

·4 min de lectura

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, 12 países europeos y norteamericanos decidieron firmar en 1949 el Tratado del Atlántico Norte, una alianza militar para protegerse de la Unión Soviética y de la expansión del comunismo. Este acuerdo es el germen de una OTAN que ha ido creciendo a lo largo de las décadas, tanto en presupuesto como en número de miembros.

Actualmente, está compuesta por 30 países, aunque pronto podrían unirse Suecia y Finlandia si prosperan las negociaciones que están teniendo lugar en la cumbre de Madrid.

Foto de familia de los miembros de la OTAN en la cumbre de Madrid. (Photo by Stefan Rousseau - WPA Pool/Getty Images)
Foto de familia de los miembros de la OTAN en la cumbre de Madrid. (Photo by Stefan Rousseau - WPA Pool/Getty Images)

El mayor peso de la financiación de la OTAN corresponde a Estados Unidos, que aporta más de dos tercios del presupuesto global, mientras que hay varios países, como es el caso de España, que todavía no llegan a unos gastos en Defensa que supongan al menos el 2% del PIB, algo reclamado desde hace tiempo por los estadounidenses.

Así, el conjunto de los 30 se cifra en 1.174 billones de dólares, de los cuales 811.000 millones proceden del país presidido por Joe Biden. España se queda en apenas 11.338 millones. Además, para este 2022, la Alianza dispone de 1.850 millones de gastos civiles y militares, un aumento del 8,9% respecto al año anterior.

Viendo estas cifras, no cabe duda que se trata de una organización gigantesca con unos recursos extraordinarios, pero desde el punto de vista práctico sus actuaciones han sido muy limitadas a lo largo de la historia. De hecho, siempre ha servido más como un elemento de disuasión para el expansionismo soviético primero y ruso después, que para realizar numerosas intervenciones.

No hay más que recurrir a la página web de la organización para darse cuenta de que en toda su historia ni siquiera se han producido una veintena de operaciones e intervenciones. Curiosamente, entre 1949 y 1990, los años en los que se produjo la Guerra Fría, la OTAN no participó en ningún enfrentamiento militar, centrándose en esa labor de contención sobre la Unión Soviética.

Más presencia en los últimos 30 años

Desde entonces, en estas tres últimas décadas, la Alianza sí que se ha prodigado más en conflictos internacionales, llegando a contabilizarse hasta 17 intervenciones en distintos rincones del mundo y teniendo actualmente varias misiones activas.

Las primeras actuaciones de la organización en su historia fueron en 1990 y 1991 en la guerra del Golfo, tras la invasión de Kuwait por parte de Irak. Entonces, la OTAN desarrolló las operaciones Anchor Guard y Ace Guard de defensa aérea, que fueron solicitadas por Turquía.

Con la caída de la URSS, la Alianza también envió ayuda humanitaria a los antiguos países soviéticos (1992). Otras operaciones destacadas fueron la de vigilancia aérea de Libia en ese mismo año y, especialmente, su participación en Bosnia-Herzegovina (1992-2004) en el contexto de la guerra de los Balcanes, realizando ataques aéreos y desplegando tropas en la región.

Soldados de la OTAN en Bosnia-Herzegovina en 2004. (Photo credit should read -/AFP via Getty Images)
Soldados de la OTAN en Bosnia-Herzegovina en 2004. (Photo credit should read -/AFP via Getty Images)

La OTAN también ha tenido presencia en los conflictos de Irak (2003-2011) y Afganistán (2001-2021). Entre sus labores han estado la vigilancia aérea, el entrenamiento de fuerzas o las operaciones terrestres.

Hay que sumar a la lista además operaciones en Estados Unidos tras el 11-S (2001) y tras el huracán Katrina (2005), en eventos públicos masivos en Grecia (2004) y Letonia (2006), en Pakistán, tras su terremoto (2005-2006), en Libia tras el levantamiento civil (2011) o contra la piratería en África (2008-2016).

Finalmente, en la actualidad cuenta con varias operaciones activas, como es el caso del Mediterráneo (desde 2001), la vigilancia aérea Europa y Atlántico (desde 2014), la asistencia a la Unión Africana (desde 2005), entrenamiento en Irak (desde 2018) y en Kosovo (desde 1999).

En todas estas actuaciones se resume la labor de la OTAN en los últimos 73 años. Ahora, en Madrid, la organización intenta determinar cuál va a ser la estrategia para los próximos tiempos en un momento de máxima tensión, con la primera guerra en suelo europeo en los últimos 30 años. La cumbre, por tanto, se presenta decisiva.

EN VÍDEO I La maniobra de un centenar de paracaidistas del Ejército del Aire que pone los pelos de punta vista desde dentro

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente