La OTAN ha comenzado retirada de Afganistán, afirma funcionario de la alianza

·3 min de lectura

La OTAN ya "ha comenzaron" la retirada de las tropas que mantiene en Afganistán, con especial atención a las medidas de seguridad, dijo este jueves un funcionario de la alianza militar transatlántica.

"La retirada ha comenzado. Será un proceso ordenado, coordinado y deliberado. La seguridad de las tropas será una prioridad absoluta en cada etapa", señaló la fuente.

En este proceso de remoción de las tropas del territorio afgano "estamos tomando todas las medidas necesarias para mantener a nuestro personal fuera de peligro".

Cualquier eventual ataque por parte de lo talibanes contra las tropas de la OTAN "será enfrentado con fuerza", advirtió la fuente.

En proceso de retirada debería completarse en unos "pocos meses", indicó.

El 14 de abril, los países de la OTAN acordaron iniciar la retirada y divulgaron una nota donde reconocieron "que no hay una solución militar a los desafíos que enfrenta Afganistán".

"Hemos ido juntos a Afganistán, hemos adaptado juntos nuestra posición, y estamos unidos en retirarnos juntos", dijo ese día el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien añadió que "no es una decisión fácil, e incluye riesgos".

Hace una semana, el gobierno de Alemania adelantó que pretendía retirar sus tropas del contingente de la OTAN en torno del 4 de julio.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos ya anunció su decisión de completar la retirada de sus tropas de ahora al 11 de septiembre, cuando se cumplirían 20 años de los atentados en Nueva York y Washington.

Los países de la OTAN apuntaron el mes pasado que la retirada de tropas de la alianza militar no representa una ruptura con Afganistán.

"La retirada de nuestras tropas no significa terminar nuestra relación con Afganistán. En cambio, es el inicio de un nuevo capítulo", señalaron en una nota.

- Retirada segura -

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump había sellado un acuerdo con los talibanes para una retirada de tropas que debería completarse para el 1 de mayo.

Sin embargo, ante la falta de avances en las conversaciones de paz entre los talibanes y el gobierno central afgano, la alianza militar transatlántica aplazó las fechas de la retirada.

Estados Unidos mantiene unos 2.500 soldados en Afganistán. Entre los europeos, Alemania cuenta 1.300 tropas, Italia 895 y el Reino Unido 750.

La complejidad de la operación de retirada de las tropas, después de dos décadas de presencia en Afganistán, es tal magnitud que Estados Unidos anunció que incluso desplegará fuerzas adicionales en la región.

Así, Washington envió a la región del Golfo Pérsico dos bombarderos B-52 adicionales, y amplió la misión del portaaviones USS Eisehower, para proteger la salida de las tropas de Afganistán.

Esos aviones B-52 pueden llevar armas nucleares, y suelen estar instalados en Catar, donde el ejército estadounidense tiene una gran base.

El miércoles, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el general Mark Milley, admitió que es difícil predecir el futuro de Afganistán después de la salida de las tropas de la OTAN.

"En un análisis del peor escenario, tenemos el colapso del gobierno y el colapso militar. Tenemos un guerra civil y la catástrofe humanitaria que viene con eso", dijo.

ahg/mb