La OTAN alerta de la movilización del submarino ruso 'Belgorod', portador del Arma del Apocalipsis

El submarino ruso 'K-266 Orel' en un acto en Kronstadt, Rusia. (Photo: EUROPA PRESS/ALEXEI DRUZHININ/KREMLIN POOL)
El submarino ruso 'K-266 Orel' en un acto en Kronstadt, Rusia. (Photo: EUROPA PRESS/ALEXEI DRUZHININ/KREMLIN POOL)

El submarino ruso 'K-266 Orel' en un acto en Kronstadt, Rusia. (Photo: EUROPA PRESS/ALEXEI DRUZHININ/KREMLIN POOL)

La OTAN ha remitido una nota de inteligencia a sus países miembros en la que alerta de la movilización del submarino nuclear ruso ‘K-329 Belgorod’, portador del misil nuclear Poseidón, también conocido como el Arma del Apocalipsis, según ha informado este domingo el diario italiano La Repubblica.

El nuevo submarino fue botado en julio y ahora se habría sumergido en aguas del Ártico tras su posible implicación en el sabotaje de los gasoductos Nord Stream, según distintas fuentes extraoficiales.

La OTAN teme que su misión sea ahora realizar una prueba del supertorpedo Poseidón, un proyectil con capacidad para desplazarse hasta 10.000 kilómetros bajo el agua y luego hacer explosión cerca de la costa para causar un tsunami radiactivo.

El torpedo nuclear fue presentado en 2018 por Rusia como la vía para garantizar la supremacía militar rusa, aunque los expertos nucleares han argumentado que se puede lograr el mismo efecto con un misil intercontinental como los que están en funcionamiento desde la década de 1960.

Estados Unidos ha activado la red de satélites para hacer el seguimiento de torpedos que aprovecha el gran calor que desprenden los proyectiles cuando se activan. Pero no son capaces de detectarlos bajo el mar.

El ‘Belgorod’ tiene 184 metros de eslora y 15 de manga y puede viajar a unos 60 kilómetros por hora bajo el agua. Se estima que puede pasar hasta 120 días sin tener que regresar a la superficie.

Entre su arsenal cuenta con el supertorpedo Poseidón, un proyectil de 24 metros con capacidad para portar una cabeza nuclear de unos dos megatones. “Es un nuevo tipo de arma completamente nueva que obligará a las marinas occidentales a cambiar su planificación y a desarrollar nuevas contramedidas”, ha apuntado el experto HI Sutton, según recoge La Reppubblica.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR