La OTAN afirma que debía reaccionar ante las "actividades malintencionadas" de Rusia

·2 min de lectura
Jens Stoltenberg habla durante una rueda de prensa tras una reunión de consejeros de seguridad nacionales de la OTAN, el 7 de octubre de 2021 en Bruselas (AFP/Virginia Mayo)

La decisión de la OTAN de retirar el miércoles la acreditación a ocho miembros de la misión rusa en Bruselas se debió a que había que reaccionar ante el aumento de "actividades malintencionadas" de Rusia en Europa, explicó el jueves el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

"La decisión no está vinculada a ningún acontecimiento en particular, pero hemos descubierto que son agentes de la inteligencia rusa no declarados, bajo cobertura, y hemos comprobado que ha habido un aumento de las actividades malintencionadas de Rusia, al menos en Europa. Teníamos que reaccionar", dijo el responsable a los periodistas.

El jefe de la OTAN afirmó que la decisión de expulsar a las representantes rusos no estaba "vinculada con ningún hecho en particular", pero no dio más detalles sobre el tema.

La OTAN anunció el miércoles que suspendió la acreditación a ocho miembros de la misión rusa por espionaje y dijo haber reducido a diez el número de personas que Rusia puede acreditar en el seno de la Alianza Atlántica.

Stoltenberg reiteró que "la relación entre la OTAN y Rusia está en su nivel más bajo desde el final de la Guerra Fría. Y esto es por culpa del comportamiento ruso".

Por su parte, Moscú aseguró este jueves que tras la medida descartaba la posibilidad de mejorar sus relaciones con el organismo.

"Hay una contradicción evidente entre las declaraciones de los representantes de la OTAN que expresan su deseo de normalizar las relaciones con nuestro país y sus acciones", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Estas acciones no nos permiten mantener ninguna ilusión sobre la normalización de las relaciones", declaró a la prensa.

Estas medidas tienen lugar en un contexto de tensiones constantes entre Rusia y los países miembros de la OTAN, cuyas relaciones están socavadas por varias cuestiones, sobre todo la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Moscú en 2014.

En 2018, la OTAN expulsó a siete miembros de la misión rusa como represalia al envenenamiento en Reino Unido de un exespia ruso, Serguéi Skripal, y su hija, que Londres atribuye a Moscú.

El número de las acreditaciones de la misión de Rusia en Bruselas se redujo entonces de 30 a 20. El miércoles quedó limitada a 10 y esta medida será efectiva a finales de octubre.

Rusia acusa reiteradamente a la OTAN, una alianza político-militar fundada en 1949 por los adversarios de la Unión Soviética, de tener intenciones agresivas contra ella.

csg/fmi/bl-es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente