Una osa que vivió 20 años en cautiverio sigue atrapada en una jaula imaginaria

El vídeo de una osa caminando en círculos en un santuario para plantígrados ubicado en mitad de un bosque ha conmovido a las redes sociales por el trasfondo de la imagen. Se trata de un animal que ha pasado 20 años de su vida en cautiverio y que, tras haber sido liberado, sigue atrapado en una jaula imaginaria.

La osa se llama Ina y ha vivido durante dos décadas encerrada en un espacio de pequeñas dimensiones en el zoológico Piatra Neamt, en Rumanía, junto a su hermana Anca. Tan solo salía una vez a la semana para dar un paseo y el resto del tiempo lo pasaba como podía en esa pequeña jaula.

La magnitud del trauma se puede ver reflejada en los movimientos circulares del plantígrado a pesar de disponer de un terreno mucho más amplio en el santuario de osos en el que vive y que se encuentra ubicado en la localidad rumana de Zarnesti.

“Después de 20 años de cautividad, la osa Ina sigue atrapada en su jaula virtual. Cuando visites un zoo con jaulas pequeñas o un circo en el que haya osos recuerda esto”, escriben los responsables del santuario Libearty junto al vídeo que comparten en su cuenta de Twitter.

Actualmente, Ina cuenta con una parcela con árboles, una guarida en la que resguardarse y hasta una piscina propia pero el animal, todavía marcado por su terrible experiencia, no parece haberse adaptado a su nuevo recinto. Probablemente, necesitará ayuda y tiempo para aprender a vivir fuera de su jaula imaginaria.

Libearty es un santuario que atiende a día de hoy a 107 osos que han sido maltratados y que sufren lesiones postraumáticas, tal y como se puede leer en alguno de los comentarios que comparte a través de las redes sociales.

Según el mismo centro, hay muchos días en los que la osa no bebe agua, lo que parece ser algo habitual en plantígrados que han pasado mucho tiempo en cautiverio, y se pasa la mayor parte de la jornada durmiendo.