Ortega Smith culmina el 'destierro' de Olona, que esperará a un tropiezo de Vox en las municipales para formar una alternativa

·4 min de lectura
Macarena Olona y Javier Ortega Smith, en una foto de archivo (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Macarena Olona y Javier Ortega Smith, en una foto de archivo (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Macarena Olona y Javier Ortega Smith, en una foto de archivo (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Vox cierra la puerta a Macarena Olona. La formación liderada por Santiago Abascal asume su primera gran crisis interna arrancando ‘la mala hierba’ de su jardín. La exdirigente, uno de los rostros más visibles del partido desde su irrupción en el mapa político en 2018, siempre se ha comportado como un verso suelto dentro de Vox. De carácter libre, fuerte e indiscreto, Olona supo hacer valer su posición entre los pesos pesados de la formación, como Abascal, Ortega Smith o Iván Espinosa de los Monteros, pero manteniendo una independencia que colapsó tras las elecciones andaluzas en las que ella fue la cabeza de cartel de Vox.

En ese momento, comenzó la deriva de Olona dentro del partido, que la aisló poco a poco hasta convertirse en un problema para la cúpula. El relato es muy bien conocido: la Abogada del Estado (en excedencia) no consigue frenar la mayoría absoluta de Juanma Moreno Bonilla y Olona se ve ‘atada’ a un Parlamento andaluz donde no tendrá fuerza ni foco. La exdiputada en el Congreso pide su regreso a Madrid, pero desde Vox le recuerdan su compromiso con los andaluces y que hasta que no se celebren las generales (diciembre de 2023) no hay opción para la vuelta. Por entonces, la situación ya es tensa puesto que en la dirección del partido no gusta nada su indisciplina.

En julio, Olona anuncia que abandona la política por los temores a una grave enfermedad. Sospechas que, afortunadamente, no derivan en un complicado diagnóstico y, dos meses, después deja entrever que pedirá a Abascal su regreso a la política.

Pero para entonces, las relaciones entre Vox y Olona ya están rotas. Abascal reitera en varias ocasiones que le desea “suerte” en su reingreso al puesto de Abogada del Estado y no contesta al órdago de una reunión con ella. La exdirigente, que ansía volver sí o sí a la política, comienza su retahíla de ataques al partido: en sólo tres días acusa a Vox de filtrar informaciones falsas que juegan en su contra a los medios, de falta de democracia interna, de poco respeto, de partido excluyentes y de sumar un gran número de personas desencantadas con su estrategia política.

La situación termina por agotar la paciencia de Vox e Iván Espinosa de los Monteros anunciaba este jueves que cerraban la puerta a un posible regreso de Olona a Vox, aunque el portavoz de la formación en el Congreso destacaba el “afecto personal” que le tenía.

Ortega Smith, cuestionado

Pero Olona deja pocos amigos en la dirección de Vox. Su relación con el secretario de organización del partido, Javier Ortega Smith, es nula y en su entrevista en ABC desliza la idea de que fue él quien se encargó de filtrar información falsa a la prensa. “Siempre he antepuesto el proyecto a cualquier cuestión, sin hacer caso a quienes decían que mi proyección estaba generando antipatías internas”, dejaba caer cuando le preguntaban por su relación con Ortega Smith. También suma fuertes discrepancias con el vicepresidente Primero Acción Política de Vox, Jorge Buxadé.

Como hemos visto recientemente en la crisis interna del PP que derivó en la salida de Casado y García Egea, el puesto de secretario de organización es siempre uno de los cargos más calientes dentro de un partido. Parece claro que desde Vox no se ha sabido gestionar bien el órdago de Olona y algunos miembros del partido critican de forma interna a Ortega Smith por su labor en esta cuestión, aunque la mayoría de los diputados de Vox en el Congreso apoyen la decisión tomada por el partido con respecto a Olona. “No sabe tratar bien a la gente”, es una de las lindezas que le dedican a Ortega Smith sus compañeros según publica este viernes el diario ABC.

No hay espacio político... por ahora

Macarena Olona (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Macarena Olona (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Macarena Olona (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Exmiembros del partido también ven en el destierro de Olona una oportunidad para formar una alternativa consistente a Vox, pero la exdirigente cree que no hay espacio político... por ahora. La Abogada del Estado esperará a ver qué ocurre con Vox en las municipales y autonómicas para decidir si se lanza a la aventura de formar un nuevo partido.

De momento, ella tiene previsto el lunes celebrar un acto en Sevilla con exmilitantes de Vox. También estará presente el expresidente de Banesto, Mario Conde. El mensaje con el que han sido llamados al evento es el de participar en un almuerzo sobre la “unificación de un proyecto nacional”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...