Ortega Cano convierte la sobreprotección de Jose Fer en su peor enemiga

·3 min de lectura
Michu da una exclusiva hablando de la familia Ortega Cano (@Michu.rg)
Ortega Cano le compra una casa a su hijo José Fernando (@Michu.rg)

La familia del diestro José Ortega Cano está de enhorabuena y es que, en cuestión de un mes, por fin podrá disfrutar más de la presencia de José Fernando Ortega al tener el joven permisos habituales en la clínica de rehabilitación.

José Fer ha luchado toda su juventud contra la adicción a las drogas y la delincuencia. Por este motivo y por sus problemas con la justicia, lleva cinco años recluido en un centro para tratar su salud mental en muchos aspectos.

Ahora Jose Fer puede recibir visitas esporádicas en los alrededores del centro pero, según recoge ’10 Minutos’ su rutina social mejorará y se ampliará pasado el verano, en el próximo mes de septiembre.

Para entonces Jose Fernando podrá salir del centro con permisos de cuatro días y disfrutar así de la compañía de su hermana Gloria Camila, a la que adora, de su padre José y, sobre todo, de su novia Michu y la hija de ambos, la pequeña Rocío.

Como José Fer no podrá abandonar la Comunidad de Madrid, al torero se le ha ocurrido comprarle una casa valorada en 200.000€, según el citado medio, a las afueras de la capital, cercana a la finca donde él reside con Ana María Aldón.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Este cuantioso regalo puede sonar, a priori, como un sueño hecho realidad para el joven que ha malgastado toda su adolescencia debido a malos hábitos y malas compañías. Pero esta mano tendida por parte de su padre puede ser, a la vez, la peor enemiga de José Fer a la hora de integrarse en la sociedad y de sufrir una posible recaída.

Cuando a un chico joven que en su vida ha dado un palo al agua se le da todo hecho, flaco favor se le hace. Comprendo que José Fer estará deseoso de convivir con su pareja e hija pero lo lógico, siendo permisos de 4 días, hubiese sido acogerle en la casa familiar de Ortega, donde hay espacio de sobras.

Las cosas (y más las cosas tan importantes como una casa de ese precio) hay que ganárselas e inculcarle a José Fernando la cultura del esfuerzo, de la disciplina, del trabajo y, en definitiva, del no acomodarse hubiese sido vital, también en esta ocasión.

El domicilio es un duplex de 200 metros cuadrados con tres habitaciones, dos lavabos, salón, cocina e incluso una piscina. Obviamente la que más ha triunfado es Michu, que disfrutará de la casa a diario con Rocío.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por una parte es lógico pensar que si su padre tiene el dinero y le quiere regalar una casa, está en su total libertad de hacerlo. Pero teniendo en cuenta el historial y la personalidad cambiante y caprichosa de José Fernando quizá hubiese sido mejor esperar a su total salida del centro y, a partir de ahí, ver cómo se desarrolla su vida familiar, social y personal.

Ortega Cano podría haberle ayudado a hipotecarse, o haberle cogido un piso e incluso pagado el alquiler si me apuras pero este regalo, a mis ojos, es bastante envenenado de cara al futuro de José Fernando que, una vez más, se lo encuentra todo hecho sin haber movido un dedo.

Más historias que te pueden interesar

Jose Fer retoma su vida en el disparadero mediático por Rocío Carrasco

La odisea de José Fernando y sus 4 años en el psiquiátrico

José Fernando: su reclusión psiquiátrica un año más podría favorecerle

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente