Los organizadores del Open de Australia estudian todas las opciones para 2021

La Federación Australiana de Tenis, organizadora del Open de Australia, reconoció este jueves que estudia todas las opciones para la edición de 2021, incluida la anulación si la pandemia de coronavirus continuara.

"Nunca hemos escondido que estudiamos un cierto número de escenarios", declaró una portavoz de Tennis Australia a la AFP.

"Esperamos que el mejor escenario se pueda lograr, pero es importante prever todas las posibilidades", añadió, detallando varias opciones que van desde la anulación pura y simple del primer torneo del Grand Slam del año a la admisión únicamente de espectadores australianos, pasando por un período de cuarentena para los jugadores que vengan del extranjero.

"Tenemos que mirar todas estas posibilidades, ya que muchas de estas decisiones no nos corresponderán y estarán ligadas a medidas tomadas por el gobierno. Es por ello que debemos tener un cierto número de protocolos preparados para asegurar la salud de todos", señaló esta portavoz.

La edición 2021 del Open de Australia está prevista en Melbourne del 18 al 31 de enero.

Pero el tenis mundial está detenido desde marzo, debido a la pandemia de COVID-19 y no podrá reanudarse antes de mediados de julio, según las decisiones de la ATP y de la WTA, que rigen los destinos respectivamente de los circuitos masculino y femenino.

El torneo de Wimbledon fue anulado este año, mientras que Roland Garros fue reprogramado en septiembre.

Por último, los organizadores del US Open, tradicionalmente cuarto y último torneo del Grand Slam del año, decidirán en junio si su prueba, programada del 31 de agosto al 13 de septiembre, se disputa en esas fechas o es aplazada.

Australia logró limitar el número de personas contaminadas por el coronavirus (menos de 7.000 y menos de 100 muertos), imponiendo restricciones draconianas, sobre todo en los desplazamientos internacionales, que están prohibidos.