Organizaciones de DDHH cuestionan nueva ofensiva militarizada de Bukele contra pandillas

Marvin RECINOS AFP

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció, sin precisar la fecha, que policías y soldados cercarán ciudades para apresar pandilleros en el marco de su infatigable y popular lucha contra las bandas criminales, con último saldo de 58 mil detenciones desde el pasado 27 de marzo y la introducción del estado de excepción que permite los arrestos sin orden judicial. Amnistía Internacional critica una respuesta militariza que considera puramente represiva.

"Lo que prácticamente vamos a hacer es cercar grandes ciudades y hacer los procesos de extracción de los terroristas que están dentro de esas ciudades, sin darles la posibilidad de escapar", aseguró el presidente de Salvador el miércoles en un discurso.

El gobernante habló ante unos 14.000 soldados que fueron concentrados en un terreno cerca de un cuartel militar en las afueras de la ciudad de San Juan Opico, 35 km al oeste de San Salvador.

Bukele dijo que no revelaría "por motivos de seguridad" los nombres de las ciudades que "en los próximos días" serán cercadas por policías y soldados, para hacer una búsqueda meticulosa de pandilleros y detenerlos.

A finales de marzo la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó el estado de excepción, en un momento donde se llegaron a deplorar hasta 62 asesinatos en un día. Según fuentes oficiales, en ocho meses se ha capturado a más de 58 mil personas, entre pandilleros o gente relacionada con bandas criminales.

A mediados de noviembre centenares de salvadoreños volvieron protestar para exigir la liberación de sus familiares detenidos, dicen ellos, injustificadamente, durante el régimen de excepción.


Leer más sobre RFI Español