Ordenan la detención de un exministro de Jair Bolsonaro y otros altos funcionarios por el asalto a las sedes del gobierno de Brasilia

Anderson Torres
El exministro Anderson Torres dice que responderá a las acusaciones.

Las autoridades judiciales de Brasil ordenaron este martes la detención de varios altos funcionarios en relación con los asaltos a edificios gubernamentales perpetrados por seguidores del expresidente Jair Bolsonaro en Brasilia el domingo pasado.

Entre las órdenes de captura ordenadas por el juez Alexandre de Moraes está la de Anderson Torres, quien fuera ministro de Justicia en el gobierno Bolsonaro (2019-2022) y que desde hace unos días se desempeñaba como jefe de seguridad pública de la capital brasileña.

Torres, quien ha rechazado estar implicado en los asaltos de manifestantes, se encuentra en Estados Unidos. A través de Twitter, aseguró que se enfrentará a la justicia.

"Hoy (01/10) recibí la noticia de que el Min Alexandre de Moraes del STF ordenó mi arresto y autorizó un allanamiento en mi residencia. Tomé la decisión de interrumpir mis vacaciones y regresar a Brasil. Me presentaré ante la justicia y daré mi defensa", escribió Torres.

El exministro ha sido señalado públicamente por el juez Moraes, quien lidera las investigaciones del caso, como uno de los responsables de las fallas de seguridad en los incidentes del domingo pasado.

Ese día, miles de simpatizantes de Bolsonaro irrumpieron en edificios del Ejecutivo, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF).

Gráfico
Gráfico

Los disturbios se produjeron una semana después de la juramentación del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien ganó en las elecciones del año pasado que han sido rechazadas por los simpatizantes de Bolsonaro.

El coronel Fábio Augusto Vieria, comandante de la policía militar, también fue destituido de su cargo y este martes fue detenido.

Unas 1.500 personas han sido detenidas por su participación en los intentos de toma violenta de los edificios públicos. Los fiscales tienen cinco días para acusarlos formalmente.

Más temprano el martes, el interventor federal en seguridad pública acusó a Torres de "una operación de sabotaje estructurado".

Ricardo Cappelli, quien ha sido designado para encargarse de la seguridad en Brasilia, dijo que hubo una "falta de mando" por parte de Torres antes de que se asaltaran los edificios gubernamentales.

La toma de posesión de Lula el 1 de enero fue "una operación de seguridad extremadamente exitosa", dijo Cappelli a CNN.

Lo que cambió antes del domingo fue que, el 2 de enero, "Anderson Torres asumió como secretario de Seguridad, destituyó a todo el comando y se fue de viaje", dijo.

"Si esto no es sabotaje, no sé qué es", agregó Cappelli.

asalto en Brasil
asalto en Brasil

Torres dijo que lamentaba profundamente las "hipótesis absurdas" de que jugó algún papel en los disturbios.

Señaló que las escenas, ocurridas durante sus vacaciones familiares, eran lamentables y dijo que fue "el día más amargo" de su vida personal y profesional.

Lula ha acusado a las fuerzas de seguridad de "descuidar" su deber para detener los "actos terroristas" en Brasilia.

Bolsonaro promete volver

En una pesquisa aparte, fiscales pidieron este martes a un tribunal federal que congele los activos de Bolsonaro a la luz de los disturbios.

El expresidente, que condenó los disturbios, no admitió la derrota en las reñidas elecciones de octubre que dividieron a la nación sudamericana. Se fue a Estados Unidos antes del traspaso de poder el 1 de enero.

El lunes ingresó en un hospital de Florida. Este martes dijo que tenía la intención de regresar a Brasil y que adelantaría su salida de Estados Unidos, que originalmente estaba programada para fines de enero.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro se desvinculó de los sucesos acaecidos este domingo en Brasilia.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.