Ordenan captura de agregado en embajada de Colombia en Francia

BOGOTA (AP) — La Fiscalía ordenó la captura de un coronel de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), actual agregado militar de la Embajada de Colombia en Francia, por su supuesta participación en un bombardeo a un caserío del este del país que provocó la muerte de 17 personas, entre ellas seis menores de edad, se informó el miércoles oficialmente.

El director de las oficinas de la Fiscalía en Colombia, Néstor Armando Novoa, explicó en conversación telefónica que la decisión afectó al coronel Sergio Garzón Vélez, contra quien se dictó una medida de detención preventiva por los hechos ocurridos en un bombardeo en diciembre de 1998.

Según el Canal de Televisión RCN, la determinación de una fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos también recayó en el mayor de la FAC Germán David Lamilla Santos, quien habría suministrado las coordenadas de los blancos contra los que se debía disparar.

De acuerdo con la Fiscalía, el hoy coronel Garzón era uno de los pilotos de un helicóptero en una misión que intentaba abatir guerrilleros de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el caserío de Santo Domingo, departamento de Arauca, a unos 390 kilómetros al este de Bogotá.

En el fallido operativo militar murieron 17 civiles y 18 más resultaron heridos.

Apenas trascendió la noticia de la medida en contra de dos de sus oficiales, la FAC publicó en su página de Internet un comunicado en el que aseguró que "la institución acata y respeta las decisiones judiciales".

Respecto de la suerte de Garzón y Lamilla, la Fuerza Aérea comentó que los acompañaba "de forma solidaria en este difícil momento". Precisó que los dos uniformados permanecerán recluidos en una guarnición militar.

La semana pasada un tribunal de Bogotá ratificó una condena a 30 años de prisión para otros dos efectivos de la FAC que también participaron en el bombardeo.

No se conoció de inmediato una reacción de la Cancillería colombiana sobre cuándo regresaría al país Garzón, quien siempre ha alegado su inocencia.

PUBLICIDAD