Orbán extiende restricciones y critica la "lentitud" de la UE con las vacunas

Agencia EFE
·2 min de lectura

Budapest, 8 ene (EFE).- Hungría mantendrá las actuales restricciones para detener la propagación del coronavirus hasta al menos el 1 de febrero próximo, anunció este viernes el primer ministro del país centroeuropeo, el ultranacionalista Viktor Orbán.

En una entrevista concedida a la radio pública Kossuth, el mandatario pidió que "hasta que no haya suficientes vacunas" los húngaros deben respetar las actuales restricciones, al tiempo que criticó como "frustrante para muchos" la lentitud de la Unión Europea (UE) en el reparto de las vacunas.

"El problema con la Unión es que nos hemos puesto en la fila, como debe ser, hemos encargado 17 millones de vacunas, hay negociaciones y ahora aquí estamos, esperando que llegue el fármaco", dijo el primer ministro.

"No se debería haber encargado a Bruselas comprar las vacunas", opinó Orbán.

Agregó que esta discusión llevará a la UE "de vuelta a la pregunta básica de que solo deberían ser transferidas a Bruselas aquellas competencias de las que sabemos que allí se manejan mejor".

En este sentido, Hungría seguirá negociando con otros países para encontrar vacunas seguras, adelantó el primer ministro, un ferviente crítico de la UE, aunque su país es uno de los principales receptores de ayudas comunitarias.

"Si nos apoyamos solo en las vacunas occidentales deberemos mantener las restricciones durante meses. Si encontramos otras vacunas seguras y probadas, podremos acelerar los procedimientos", enfatizó Orbán y agregó que para ello su Gobierno seguirá negociando con Rusia y China, entre otros.

HUNGRÌA HA DESCATARDO LA SPUTNIK V

Las autoridades sanitarias de Hungría han descartado por ahora la aplicación de la vacuna rusa "Sputnik V" por falta de capacidad del fabricante, aunque la prensa independiente húngara asegura que la razón principal es que según las encuestas existe un rechazo generalizado en la población a esa vacuna.

En Hungría sigue en vigor un toque de queda nocturno entre las 20.00 de la noche y las 05.00 de la madrugada, y el uso de mascarillas es obligatorio en los comercios, transporte urbano, mercados y supermercados, que además deben cerrar a las 19.00 de la tarde.

Los restaurantes, bares, museos, teatros y cines permanecen cerrados.

En las últimas 24 horas se registraron 2.907 nuevos casos de coronavirus y 115 muertes por covid-19.

De esta manera el número acumulado de casos en el país centroeuropeo es de 337.743 y el de las muertes ha alcanzado los 10.440. EFE

mn/jk/msr

(c) Agencia EFE