Orbán defiende "una raza húngara no mezclada"

·1 min de lectura

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, asegura que los húngaros no quieren ser mestizos mezclados con no europeos. Ha aprovechado su paso por un centro de debates veraniego de la derecha en Rumanía para airear políticas racistas y discriminatorias y cargar contra las políticas sobre inmigración y refugio de la izquierda.

Situó la pugna izquierda derecha en cuestiones de género y migración: "Hay una guerra, una crisis energética y una inflación bélica, y todo esto dibuja una pantalla ante nuestros ojos. Dibuja una pantalla entre nosotros y el género y la migración. De hecho, el futuro gira en torno a estas cuestiones. Esta es la gran batalla histórica que estamos librando: demografía, migración y género. Esto es precisamente lo que está en juego en la lucha izquierda-derecha".

La localidad de Baile Tusnad, en el centro de Rumanía, se define como un foro para que los húngaros étnicos discutan cuestiones políticas

El ultraconservador Orbán recalcó en la Transilvania rumana, donde reside una gran comunidad húngara, la importancia de una "raza húngara no mezclada". Aseguró que los hungaros no quieren ser mestizos ni multietnicos mezclados con no europeos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente