Opositores rusos exigen someter a referendo las enmiendas constitucionales

EFE/EPA/MICHAEL KLIMENTYEV / SPUTNIK / KREMLIN POOL/Archivo

Moscú, 15 feb (EFE).- La oposición rusa celebró hoy un mitin en Moscú convocado por las fuerzas de izquierda con la demanda de someter a referendo las enmiendas a la Constitución propuestas por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y cambiar el rumbo político del país.

"Los participantes en el mitin exigen la celebración de un referendo sobre las enmiendas a la Constitución con una participación obligatoria de al menos un 50 % y una votación sobre cada enmienda por separado", declaró a la agencia rusa Interfax Serguéi Udaltsov, coordinador de Levi Front (Frente de Izquierda).

Udaltsov también dijo a la emisora de radio "Eco de Moscú" que este mitin "marca el inicio de una gran campaña en contra de la usurpación del poder bajo el disfraz de una reforma constitucional".

En el mitin, que concluyó sin incidentes, participaron varios cientos de personas, incluyendo a militantes del partido Otra Rusia (no inscrito), el movimiento Novorossiya, el Frente de Izquierda, el Partido Causa y otros partidos patrióticos tanto de izquierda como de derecha.

Los organizadores del mitin, que contó con la autorización de la Alcaldía de Moscu, comenzaron con un minuto de silencio en memoria del arcipreste Vsevolod Chaplin, portavoz e ideólogo ultraconservador de la Iglesia Ortodoxa Rusa, quien murió repentinamente a finales de enero.

Los opositores exigen además introducir enmiendas a la Constitución que estipulen la propiedad estatal sobre los recursos naturales, una reducción de la edad de jubilación, un pago de los servicios de vivienda que no superen el 10 % de los ingresos e impuestos progresivos sobre ganancias.

Por su parte, la oposición liberal y radical, que incluye a Alexéi Navalni, líder de la oposición extraparlamentaria, los partidos Yábloko, PARNAS y el Partido Libertario de Rusia, harán coincidir sus protestas contra las enmiendas con la marcha en memoria de Borís Nemtsov prevista para el 29 de febrero.

Tras el discurso de Putin a la Asamblea Federal del pasado 15 de enero en el que propuso una serie de enmiendas a la Constitución rusa y motivó la renuncia en pleno del Gobierno, se han hecho múltiples propuestas de enmiendas por parte de políticos y personalidades rusas.

Las autoridades descartaron que las normas sean aprobadas mediante un referendo y propusieron en cambio una "votación popular" que, según el Kremlin, "será vinculante".